La danza es una excelente actividad física, porque promueve el movimiento armonioso de varias áreas del cuerpo humano, contribuye liberar el estrés y favorece la socialización. El lema de la danza podría ser dibujar en el suelo la geometría de los pasos y de las figuras, según muchos entrenadores profesionales de esta disciplina.

Algunos estudios sobre la danza revelan que, muchas veces los practicantes de la danza reciben algunas orientaciones, de parte de sus entrenadores para aprender a dibujar en el suelo la geometría de los pasos y de las figuras, pero también desafiar la gravedad con saltos, a través de la Música.

El movimiento espontáneo del ser humano al danzar es una forma de expresión y de comunicación sujeta a un código, en este caso las melodías. La danza también es una forma de expresión cultural, que descubre la forma en que sirvió cada grupo humano para representarse en su época.

Las formas de la danza

Las investigaciones sobre la evolución de la danza demuestran que todas tienen alguna relación con rasgos históricos. Cualquier forma de expresión vinculada con la danza no es posible en cualquier época, o cualquier sociedad, sin hacer referencia a sus raíces culturales o tradiciones. Por otra parte, la renovación de la danza expresa una necesidad relacionada con la evolución de las estructuras y de las mentalidades sociales.

En ningún caso, la aparición histórica de estas diferentes formas se ha realizado en sentido inverso, ni siguiera en un orden diferente, básicamente porque cada uno tiene su contenido sicológico, que corresponde al psiquismo de la comunidad que la practica.

Danzar en círculo

El baile en forma de círculo es una de las expresiones de la danza más comunes en diferentes grupos sociales, independientemente de la ubicación geográfica, tradiciones o nivel socio-económico de sus pobladores. Para mucha gente, danzar se convierte en sinónimo de alegría y de compartir, mientras para otros es un reto, porque deben vencer algunos aspectos psicológicos relacionados con la timidez o con el desconocimiento de los pasos de baile.

Por otra parte, el baile formando un círculo coloca a todo el mundo en un mismo plano.

Los entrenadores afirman que este tipo de baile no admite pareja y atrae a numerosos participantes. Adicionalmente, fomenta más la participación que el espectáculo. Los bailarines forman una cadena y juntos deberán seguir las mismas reglas. Usualmente, todos realizan el mismo movimiento al mismo tiempo, repetido varias veces. El círculo gira dando la espalda hacia afuera y, generalmente cantada por los mismos bailarines, la danza los asocia a una expresión colectiva, que es a la vez, movimiento, música y poema.

Finalmente, el agrado colectivo que genera la danza nace del sentimiento de pertenencia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más