Las mascotas de la casa pueden contraer algunas enfermedades por la temporada de frío, las cuales con algunas previsiones deben evitarse, para evitar que perros y gatos padezcan algunas dolencias veterinarias, como resfriados, conjuntivitis y dolores articulares. La caída de nieve, las fuerte brisas heladas y las lluvias ocasionan bajas temperaturas, las cuales no son bien recibidas por caninos y felinos.

Los veterinarios consideran que el mal clima puede ocasionar resfriados en los perros, muchas veces no tan graves, pero deben tratarse de manera adecuada para prevenir otras complicaciones.

Los virus contagiados con otros caninos pueden desencadenar esta enfermedad, por lo cual no es muy recomendable llevar a tu mascota en estos días a caminar por el parque, para compartir con otros perros.

Cuando los perros tienen resfriado manifiestan algunos síntomas, como la tos que suele ser muy frecuente. Se puede observar en los canes algún tipo de debilidad, decaimiento e inapetencia, lo cual es señal de que no se siente bien. Usualmente, es común que presenten un aumento de la mucosidad, la nariz suele estar demasiado húmeda y con mucho líquido similar al agua, pudiendo tornarse de color amarillo o verdoso.

Algunas veces, los dueños de las mascotas también se dan cuenta que los perros comienzan a estornudar frecuentemente.

Evitar caminatas bajo la nieve con las mascotas

Si se han detectado todos estos síntomas en los perros, sin duda padecen de resfriado canino. Uno de los mejores remedios es el descanso, evitar bañarlo y no invitarlo a jugar. Debe ofrecérseles un lugar cómodo y caliente para ayudarlo a descansar.

Los médicos también recomiendan que si los perros tienen resfriado, es necesario evitar exponerlos a corrientes de aire frío, al igual que limitar caminatas al aire libre, especialmente en horas muy heladas. Siempre es necesario mantenerlo hidratado y, en caso de observar que no consume nada de agua, ayudarlo con un gotero o una inyectadora sin aguja, para suministrarle un poco de líquido durante el día.

Muchas personas deberán tomar algunas medidas preventivas para evitar que sus perros se resfríen durante el invierno. Las recomendaciones señalan que es necesario evitar los cambios bruscos de temperatura, para lo cual los paseos deben ser muy controlados. Es mejor no llevarlos a áreas con mucha nieve o neblina, posiblemente allí podrían enfermarse.

Ofrecerles un abrigo a los perros durante el invierno previene enfermedades

Los doctores advierten que es necesario protegerlos contra el frío con abrigos de lana, jerséis o chaqueticas acolchadas. Si tu perro se moja con la lluvia o lo has bañado, es necesario secarle rápidamente el pelo con un secador, a temperatura mediana.

Si el perro está acostumbrado a salir y hay nieve, es recomendable ponerle unas botas protectoras, para evitar el contacto directo con las paticas. El excesivo frío podría afectarlo en sus extremidades. Si el perro descansa en un patio de la casa, es necesario ofrecerle una casa canina que le sirva de protección contra las nevadas. Unas manticas suaves y acolchadas y una cama lo ayudarán a mantenerlo calientico.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!