La casa en Nacajuca, Tabasco, en la que vivió el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al comenzar su carrera política, como director del Centro de Coordinación de Pueblos Indígenas, CCPI, podría convertirse en un museo para honrar su legado.

El presidente vivió en esta propiedad desde el año 1977 hasta 1982, pero ha estado abandonada durante al menos 37 años y se encuentra en mal estado. Una propuesta de desarrollo creada por el CCPI establece que necesita un mantenimiento mayor. El organismo señaló que la casa de cuatro dormitorios es "completamente inutilizable" y está a punto de colapsar.

El yeso se ha caído del techo, para exponer las vigas y no hay puertas, ni ventanas. El baño también necesita remodelación y hay cables expuestos en las paredes.

Este plan de desarrollo también incluye la renovación de la oficina local de CCPI, que se propone albergar un homenaje al poeta Carlos Pellicer, un mentor político del presidente, que lo alentó a asumir el cargo de director del centro. Lanzado durante la campaña presidencial de López Obrador, el documental de 2017 “Este Soy” (This Is Me) muestra imágenes de AMLO, como se le conoce comúnmente, visitando la casa y diciendo "esos seis años aquí fueron uno de los momentos más importantes de mi vida".

Una historia familiar en esta casa de Nacajuca

"Viví en esta casa desde 1977 hasta el año 1982. Viví aquí con mi difunta esposa, Rocío Beltrán Medina, y mi hijo mayor, José Ramón, nació aquí“. El presidente mexicano volvió a visitar estas las instalaciones el día 28 de febrero, para reinaugurar la estación de radio indígena “La Voz de los Chontales”, que él mismo fundó en 1982.

Esta emisora había estado fuera del aire desde 1989, cuando el entonces gobernador, Neme Castillo se negó a financiarla. El hijo del presidente, José Ramón, publicó un video de la visita a Instagram con el comentario: "Todo comenzó aquí.

AMLO y los indígenas

Actualmente el López Obrador tiene un amplio apoyo popular, especialmente de parte de las comunidades indígenas mexicanas, con las cuales ha compartido innumerables actos oficiales.

En estos eventos tradicionales, se han presentado típicas escenas de la cultura indígena de esta nación norteamericana. López Obrador ha demostrado una gran admiración y respeto por estas expresiones artísticas, de gran valor para el pueblo mexicano.

Con la restauración de esta propiedad inmobiliaria en en el estado de Tabasco se incrementará la oferta de sitios turísticos en esta región, los cuales normalmente tienen gran receptividad de parte de los viajeros locales y de quienes se trasladan desde el exterior para conocer mejor esta zona de México.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!