Nunca en la historia de su carrera, las circunstancias habían favorecido tanto al artista urbano, Banksy, quien ha salido una vez más del anonimato para entregar una más de sus obras, pero esta vez ante los ojos de todos, se le vio en el metro de Londres pintando grafiti, precisamente para generar conciencia sobre el uso del cubrebocas por la pandemia del coronavirus que azota al mundo.

¿Quién es Banksy?

Banksy se ha caracterizado largo de su carrera por las pintas clandestinas alrededor del mundo en las cuales encumbra mensajes de critica moral, política y otros propios de la cultura pop, pero siempre, cargado de una potente carga incendiaria.

Además, otro gesto que ha llamado la atención desde su aparición en la década de los noventa, es que se ignora por completo quién se esconde detrás del mote, pues hasta la fecha no se ha develado su identidad.

Si no usas máscara, no subes

Aprovechando las exigencias sanitarias para el personal de limpieza en Inglaterra, fue el artista consiguió camuflarse y pasar desapercibido en las estaciones del metro de su país. En un video que ya circula en redes titulado, “if you don´t mask, you don´t get” (Si no usas m´sscara, no te subes) se le puede ver en los vagones del metro realizando una más de sus polémicas obras.

La obra de Banksy se caracteriza por el uso de aerosoles y plantillas, misma que adoptase en el boom de los aerosoles de los años ochenta.

De ese modo, en esta ocasión, las pintas de Banksy en el metro de Londres giran en torno a los roedores, mismos que estornudan sin ninguna protección, íconos con los que el artista busca generar conciencia sobre la crisis sanitaria que se atraviesa. En la misma pinta, otro de los roedores, cae el cielo usando un paracaídas y un tapabocas.

La crítica no da tregua

Es la primera aparición en público del artista luego de su última polémica en la subasta de Sothebys, luego de que, al venderse una de sus obras, la misma se autodestruyó, cosa que levantó expectación pues se dijo que todo había sido un montaje de el mismo Banksy para elevar el valor de su pieza, cosa que también a la postre, sucedió.

Como en aquella ocasión, las opiniones en el mundo del arte en torno a la obra de Banksy son divididas, pues, muchos consideran el acto mucho más como una estrategia de mercadotecnia, al mismo tiempo que se evalúan los daños colaterales de su proceder, por ejemplo, en la subasta en Sotheby´s, el número de Banksy opacó la venta más cara en la historia por parte de una mujer, hablando de Jenny Saville.

Al final, el misterioso y panfletario artista británico lanzó un mensaje a sus detractores en medio de su llamado a la acción dejando un mensaje en el metro que versa: “I get lockdown” (me encierran) “but i get up again” (pero me pongo en pie de nuevo), mientras en los altavoces suena la canción "I get knocked down, de la banda británica Chumbawamba.

Por supuesto, el elaborado performance, pone nuevamente en duda la credibilidad del mensaje y lo tidan de una mañosa estratgia de ventas.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!