Existen iconos de la cultura pop vivos de los cuales todavía hoy en el ocaso, tenemos la oportunidad de disfrutar. Su genio rebasa el gusto, pues sin importar si eres o no su fanático, llevan tanto tiempo marcando tendencias, que su obra forma parte incluso de forma involuntaria de la vida de muchos, y qué mejor ejemplo que el de la reina del pop, Madonna, para hablar de ello, pues nos ha dado un par de motivos para reconocerla.

Colaboración en puerta

Por principio de cuentas, la eterna chica de Michigan ha vuelto a romper el internet, pues apenas reposábamos el almuerzo, cuando se confirmó una noticia que llevaba siendo un secreto a voces, y eso es la colaboración con Dua Lipa y Missy Elliott con el tema de la inglesa, Levitating.

La mancuerna entre estas mujeres deja claro que, sin importar nada, “la chica material” sigue siendo un objeto de deseo para las nuevas generaciones en la industria. El tema que será relanzado con una mezcla de The Blessed Madonna, pronto estará en línea.

Pero eso no es todo, pues a la par de la noticia de su participación con dos de las mujeres más respetadas de la escena musical mundial, los fanáticos de la intérprete de La isla bonita, se encargaron de recordar que precisamente hoy se cumplen 37 años del lanzamiento del primer disco de estudio de la cantante, pieza homónima que lleva por nombre, Madonna.

El primer paso de una leyenda

Aunque en su momento el disco fue recibido con buenos ojos por la crítica del momento, el valor de esa primera obra de la rubia norteamericana circunda en otro sitio, pues se sabe que fue el ángulo de impulso que Madonna necesitó para convertirse en la mujer más importante en el mundo del pop.

Con los años llegarían canciones como Vogue o la mítica Like a Virgin, canción que significaría una irrupción incluso de retruenes sociales pues Madonna dijo lo que ninguna mujer dijo e hizo antes.

Ayer, muchos decían que la princesa del pop, Britney Spears le arrebataría el puesto a la reina, pero hoy, la adolescente que saltó a la fama con su canción Baby, One More Time, se encuentra más ocupada de vigilar su propia estabilidad mental, que de otra producción discográfica.

Así, Madonna ha visto ir y venir a promesas sin perder el estilo, incluso, en alguna ocasión ha colaborado con ellas y ahora es el turno de Dua Lipa.

El vigor de sus sesenta años la conservan en la cima, y esa es otra de las cosas que tienen asombrado al mundo, pues lejos de pensar en el retiro, a Madonna se le ve todo el tiempo muy activa, ya sea ensayando para otra gira, montando coreografías con sus hijos o tocando la percusión con un grupo de improvisación en zapatillas de aguja larga.

Así, con mujeres en el mundo de la cultura pop como la incansable Madonna, lo único seguro es que lo mejor de su obra es lo que está por venir.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!