Begin
2

Haz tu propio caldo de verduras

La próxima vez que peles algunas verduras o cortes un poco de ensalada, coloca las sobras en una cacerola u otro recipiente pequeño y colócalas en el congelador. Cuando tengas suficientes sobras (alrededor de 3-4 tazas), cúbrelas con agua y déjalas hervir a fuego lento durante 45 minutos. Luego, cuela las sobras y tendrás un caldo muy nutritivo.