Hasta hace unos días, Keanu Reeves estaba rodando la cuarta parte de la película 'The Matrix' en los estudios Babelsberg de Podsdam. Se dice que la estrella celebró el final del rodaje con alrededor de 200 invitados, ¡a pesar de que en Alemania se aplica una prohibición de fiestas! Mientras tanto, el estudio de Babelsberg anunció que la supuesta celebración era simplemente un rodaje de la nueva película The Matrix 4".

Bajo el nombre en clave "Icecream Teamevent" supuestamente había llamado para filmación en los estudios Babelsberg en Potsdam, informó el periódico "Bild", pero aseguró que era falso, pues en realidad las directoras Lana y Lilly Wachowski habían invitado a unas 200 personas a una fiesta de clausura.

Una mujer que estuvo invitada a la fiesta dijo que el ambiente era "exuberante". "Cada invitado tenía que hacerse una prueba rápida de Covid con anticipación, y había que utilizar un cubrebocas, pero muchos no la usaron después", citó la mujer alk diario alemán Bild. Un DJ, un espectáculo con una bailarina, un espectáculo de pirotecnia y una estación de tatuajes fueron los encargados de ofrecer el entretenimiento en la fiesta junto con mucho alcohol y muchas delicias, informa el diario alemán. Se dice que la estrella de "Matrix" Keanu Reeves y su novia Alexandra Grant pasaron por la fiesta, pero no por mucho tiempo y que a las 8:30 p.m. antes de irse, se tatuaron para los dos.

Que sí se filmó una escena de fiesta, dice Fisser

Mientras tanto, el director de Studio Babelsberg, Christoph Fisser, rechazó esta acusación: "Es una escena de fiesta que se filmó", dijo Fisser a la agencia de prensa alemana. "Luego se brindó por el final del rodaje". Según la junta del estudio, alrededor de 110 extras y alrededor de 200 miembros del equipo estuvieron presentes durante el rodaje.

“Se le hizo pruebas de Covid a todo el equipo”, dijo Fisser. "Cada extra se realizó dos pruebas de coronavirus varios días antes y también se hizo una prueba rápida antes de que se rodara la fiesta. De lo contrario, honestamente, nunca nos hubiéramos comprometido a hacerla".

No hubo filmación, dice un invitado

Fisser aseguró además que durante el rodaje hubo cuatro cámaras, que los empleados usaron máscaras y que cuando brindaron se las quitaron. Pero el periódico "Bild", por otro lado, cita a un invitado a la fiesta con las palabras: "Nadie filmó". "No se dieron instrucciones de dirección, no había claqueta y nadie estaba filmando".

A pedido, la ciudad de Potsdam dijo que el departamento de salud usaría los informes como una oportunidad para hacer una auditoría. “Como resultado de las declaraciones hechas allí, si se comprueba que la fiesta no fue como ellos lo mencionan, para la grabación de una escena, habrá consecuencias”, dijo la portavoz Christine Homann. "No se había registrado ningún evento para la noche del miércoles en cuestión.

Hasta ahora, no ha habido informes de una violación de las reglas sobre prevención del coronavirus por parte de Studio Babelsberg. Los estudios están equipados con sistemas de escape con filtros y la producción se realiza pruebas con regularidad. "Según nuestra información, había entre 700 y 800 pruebas a la semana".

En Berlín y el Estado vecino de Brandeburgo, donde, según los informes, la fiesta tuvo lugar en los estudios cinematográficos de Babelsberg, al oeste de la capital alemana, se permiten fiestas sólo de hasta 50 personas. Pero deben registrarse previamente junto con la presentación de un “concepto de higiene” que debe ser aprobado por las autoridades. Los invitados deben respetar las reglas de distanciamiento y llevar una máscara cuando no coman ni beban.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!