Las perras embarazadas domésticas requieren de una serie de cuidados y atenciones especiales para sobrellevar, de la mejor manera posible, el proceso natural de la gestación, especialmente durante la época de la Navidad, cuando las altas temperaturas pueden afectar la Salud de estas fieles mascotas.

Las investigaciones científicas veterinarias demuestran que el período de embarazo de las perras tiene una duración de dos meses, al menos, un poco más de 60 días. Para muchos dueños de estos animales de compañía, es probable que no observen ninguna transformación importante hasta la recta final del embarazo, especialmente si se ha producido de manera sorpresiva.

Para muchos es importante considerar, que si esto sucede es muy importante que los dueños se mantengan preparados para atender sus principales cuidados.

Las dietas de las perras embarazadas deben ser ajustadas para protegerles la salud

Los dueños de perras embarazadas deben realizar el mayor esfuerzo para que las dietas de estas mascotas sigan siendo equilibradas, esto con el objetivo de evitar que engorden mucho para que los cachorros no sean demasiado grandes y se puedan evitar complicaciones durante el parto. Los veterinarios advierten que solamente, a partir del primer mes de la gestación es recomendable que las perras embarazadas coman un poco más, pero solamente de forma controlada.

Las perras embarazadas solamente deben realizar paseos ligeros

El ejercicio físico siempre es una excelente actividad para los perros, pero en el caso de las perras embazadas lo más conveniente es realizar paseos cortos, los cuales son ideales durante esta etapa de gestación. Los paseos cortos son recomendables para estos animales durante el embarazo y enfrentarán con menos complicaciones el momento precioso del parto.

Durante los paseos cortos que deberán realizar las perras embarazadas debe evitarse todos los juegos que impliquen saltos o mucho movimiento, este tipo de actividades es más conveniente dejarlas para después del nacimiento de los cachorros y cuando la perra muestre síntomas de recuperación. Los veterinarios advierten que los paseos de las perras embarazadas deben ser más cortos, pero también más regulares.

El mantenimiento vigente de las vacunas en las perras es vital durante la etapa del embarazo

Todos los perros deben estar siempre al día con las vacunas correspondientes, con la finalidad de mantener en óptimo estado su salud. Además de los habituales tratamientos útiles para el control de garrapatas, pulgas y parásitos. Al seguir estas recomendaciones veterinarias, las futuras madres podrán transmitir todas las defensas de su sistema inmunológico a sus cachorros durante el amamantamiento. Esto también ayudará a que los nuevos perritos sean más saludables.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!