Cuando los gatos pasan mucho tiempo al aire libre, por lo general, son capaces de cuidarse a sí mismos, pero siempre es importante estar atentos a las condiciones climáticas que pueden perjudicarlos durante el invierno y cuidarlos más, especialmente en los países donde se presentan muy bajas temperaturas en esta temporada del año.

Los médicos veterinarios han explicado en reiteradas oportunidades que los gatos pueden congelarse durante la temporada invernal, aunque a veces es poco probable, pero en naciones con frío muy intenso se han observado la muerte de estos animales, bajo los efectos del mal clima.

Cuando los gatos se congelan debido a su exposición a temperaturas extremas, generalmente se ven afectados en las puntas de la cola, las orejas y en los pies, muy especialmente en los dedos.

Los doctores veterinarios advierten a los dueños de los mininos controlar el tiempo que estos animales permanecen fuera de casa durante el invierno. Adicionalmente, cada raza puede soportar diferentes niveles de frío, lo cual también es necesario tomar en cuenta. Cuando la temperatura se mantiene muy helada durante los meses de duración del invierno, es necesario mantener al gato dentro del hogar y evitar exponerlo a la intemperie.

Si los dueños de los gatos observan algunos síntomas anormales, tras largos paseos fuera de casa, es necesario recurrir a la consulta veterinaria, para asegurarse de que no estén padeciendo de algún malestar provocado por el intenso frío.

Mantener las puertas y ventanas cerradas protegerá al gato durante el invierno

Cuando las familias conviven con un gato es necesario que las ventanas y balcones de las casas o apartamentos se mantengan protegidos con una malla para evitar que el minino salte y pueda salir a la calle, donde estará expuesto a una serie de peligros que los dueños de estas mascotas no podrán controlar, especialmente ante el inclemente frío invernal.

Si en el área de la cocina existe una puerta para gatos, también es necesario mantenerla cubierta con una malla, para evitar que el gato pueda salir al aire libre y solamente abrirla cuando las condiciones climáticas típicas del invierno mejoren y la mascota pueda caminar durante un rato por las jardines cercanos. Para los gatos que tienen como hábito salir de la casa durante un rato, también es importante cuidarlos durante estos períodos de paseo.

Los gaticos recién nacidos requieren más cuidados ante el mal clima

La crianza de los gatos puede ser diferente de acuerdo a las costumbres que les han inculcado sus dueños, en el caso de los gatitos recién nacidos siempre será conveniente mantener las puertas y ventanas cerradas durante el invierno. Esto ayudará a evitar que las frías corrientes de aire entren al hogar y enfermen a estas adorables mascotas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!