El cuidado de las mascotas se debe intensificar durante la temporada del invierno, aunque estos amigables animales se mantengan dentro de las casas o departamentos, por eso siempre es importante que los dueños organicen nuevamente la forma de protegerlos de las inclemencias del clima para evitar enfermedades veterinarias.

Algunos médicos veterinarios recomiendan a los dueños de perros medidas básicas que deben tomar en cuenta para proteger a los canes del frío invernal. Especialmente hay que tomar en cuenta factores climáticos como las lluvias, los vientos fríos, la caída de granizo o las intensas nevadas.

El arribo del invierno en países con bajas temperaturas durante esta temporada del año exige que los perros se mantengan abrigados, en áreas techadas e inclusive con calefacción. Más cuidados especiales deben tener aquellos perros que crecieron en espacios abiertos, como los patios de las casas, jardines, granjas o terrenos al aire libre. El objetivo es lograr que los perros se mantengan a gusto y con una buena temperatura.

Los baños para los perros durante el invierno deben realizarse con precaución

Los dueños de los perros también deben estar atentos a cuidar más a estos animales, si se decide bañarlos durante el invierno, porque estarán más expuestos al aire frío o a los vientos que pudieran entrar a la casa mientras son aseados.

Algunos consejos sobre cuidados veterinarios señalan que es recomendable utilizar agua tibia para bañar a los perros durante el invierno, porque estos animales pueden enfriarse bastante, lo cual no es ideal para conservar su Salud. Al finalizar el baño, hay que envolverlos rápidamente en una toalla limpia y seca, y rápidamente utilizar el secador para eliminar toda la humedad que les queda en el pelaje.

A la hora de dormir los perros necesitan un área abrigada durante el invierno

Al bajar la temperatura durante el invierno es necesario que los perros tengan su disposición un lugar seguro, cómodo y protegido del frío para que puedan descansar de la mejor manera posible. Es conveniente que se utilice una cama para perros o mantas suaves y acolchadas para que se sientan confortables.

Aunque no es fácil que los perros se acostumbren a un lugar nuevo para dormir, es necesario ayudarlos a adaptarse a un nuevo sitio para el descanso, al menos, mientras dure el invierno.

En el caso de los perros con mucho pelaje, los médicos veterinarios advierten sobre la necesidad de olvidar llevarlos a la peluquería canina durante esos días, porque es precisamente ese pelaje el que los protege del clima helado. Es importante evitar que durante el invierno los perros se alimenten bien e inclusive se reorganicen otros hábitos muy habituales en ellos, como los paseos y las largas caminatas en horarios donde el clima puede ser mucho más frío.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!