La temporada del invierno puede enfermar a los perros, especialmente si los dueños los mantienen durante largas horas en espacios abiertos al aire libre, por lo cual es necesario tomar medidas en casa para mitigar el impacto del frío en la Salud de estos adorables animales.

Muchas son las recomendaciones veterinarias que los dueños de estas mascotas han recibido a lo largo de los años, pero como los descuidos suelen ocurrir, es mejor mantenerse prevenidos.

Para cuidar a los perros durante el invierno es necesario proveerles de un espacio cómodo y cálido dentro de los hogares, una cama limpia, acolchada y cóModa es ideal para acomodarlos durante las noches y durante el día cuando ellos necesiten descansar.

Igualmente, las bajísimas temperaturas del invierno ameritan que los canes se mantengan más abrigados que de costumbre, para lo cual hay miles de abrigos y cobijas disponibles en las tiendas, que los pueden ayudar a sentirse calienticos.

Adicionalmente, en aquellas mascotas que necesitan durante el año un corte de pelo, es necesario olvidar esta práctica durante estos meses de invierno, por cuanto no son de importante utilidad para protegerse del frío.

Al acomodar al perro dentro de la casa durante la época invernal, también es necesario considerar que ese espacio seleccionado para la mascota se mantenga protegido de corrientes frías de aire durante el día y, muy especialmente en las noches, porque igualmente puede perjudicarles la salud.

El control de los baños de los perros en invierno es vital para protegerlos de enfermedades

Con respecto a los baños, es necesario considerar el uso de agua tibia, toallas limpias y secas e inmediatamente un secador para eliminar todo resto de humedad en su pelaje. Muchos dueños de los perros evitan durante esta temporada del año que su mascota se ensucie, pero controlarlos a la hora de salir a pasearlos puede ser una tarea un poco complicada.

Con respecto a la alimentación, aumentar la ración de comidas que normalmente reciben es recomendable, porque le aporta contenidos extra de algunos nutrientes calóricos, que le ayudarán a sentirse mejor durante estos helados meses.

Las inclemencias del medio ambiente no pasan desapercibidas para los perros y prevenir que se enfermen es una tarea de todos los días, especialmente durante los cuatro meses que dura el invierno en algunos países.

Cada raza tolera de manera distinta el frío clima invernal, la prevención es la clave

Igualmente es conveniente mantenerlos un poco cerca de áreas del hogar como las chimeneas o la calefacción para que puedan percibir ligeramente el calor. Mantener el contacto físico con el animal de manera frecuente los ayuda también a sentirse más acompañados y protegidos, ante la intensidad del frío.

La nieve, la lluvia, los vientos fríos y el granizo deben mantenerse alejados de la mayoría de las razas de perros domésticos. Las orientaciones veterinarias son muy oportunas, dependiendo de las características de cada raza.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!