La película de Netflix ‘Penguin Bloom’ no trata sobre un pingüino en absoluto, sino más bien sobre una cría de urraca herida a la que la familia australiana Bloom llama ‘Penguin’ después de que la acogen. El ave trae algo de esperanza y curación a la matriarca Sam Bloom (Naomi Watts), que ha quedado parcialmente paralizada tras una caída y calma también un poco al resto de su familia.

La trama del film, basada en una historia real, es una adaptación del libro del mismo nombre de Cameron Bloom, el patriarca de una familia que incluye a tres niños, y al escritor, Bradley Trevor Greive.

El coprotagonista del film es Andrew Lincoln como Cameron; Griffin Murray-Johnston, Felix Cameron y Abe Clifford-Bar como los hijos de Bloom, Noah, Reuben y Oli, respectivamente; y Jacki Weaver como la madre de Sam, Jan.

La película está dirigida por Glendyn Ivin.

Sam y Penguin son almas gemelas que se ayudan mutuamente a encontrar el camino a seguir, después de un trauma. El guión telegrafía cada etapa de este viaje, desde una milla de distancia y, rara vez, encuentra una forma interesante de complicar la triste historia.

Simplemente no podría haber una metáfora más básica que un pájaro sanándose y aprendiendo a volar, junto a una mujer que alguna vez fue activa y aventurera y que debe esforzarse y luchar por encontrar una razón para levantarse de la cama y seguir adelante. Una historia que realmente enternece a los espectadores, tras revelar una realidad, que a mucha gente le ha tocado enfrentar.

‘Penguin Bloom’, una conmovedora historia de una mujer que sufre un accidente

La película contiene una serie de clichés, incluidas las pesadillas de Sam en las que se ahoga y la suave narración de Noah, mientras intenta entender por qué esta calamidad ha golpeado a su madre. Por otra parte, al transcurrir la historia se aprecia un toque de sentimentalismo, que está tan perfectamente calibrado y parece haber sido tomado de un laboratorio de películas con alto contenido emocional.

Para los espectadores de ‘Penguin Bloom’ es difícil no sentirse particularmente involucrados en la conmovedora historia. Sin embargo, la temática no es mucho más que una visión superficial de un tema que se ha presentado en innumerables ocasiones en muchos otros films.

‘Penguin Bloom’ tiene algunos detalles desgarradores. Los productores cinematográficos ilustraron de manera perfecta el trastorno de estrés postraumático experimentado por Sam y el resto de su familia, tras presentar en varios momentos a la escena de la lesión de Sam durante unas vacaciones en Tailandia.

Sam se apoyó en una madera podrida en una barrera en el techo y cayó hacia atrás en el suelo. Para ella no hay forma de escapar de este recuerdo, que le atormenta constantemente.

Naomi Watts sorprende en las emotivas escenas

Naomi Watts es una actriz demasiado buena para hacer algo menos que comprometerse completamente con este personaje, actuando en escenas que revelan las extraordinarias profundidades de la angustia y la frustración de Sam. No solo ya no puede hacer surf o correr, sino que cuando sus hijos están enfermos por la noche y la necesitan, no puede levantarse y ayudarlos.

‘Penguin Bloom’ es una película centrada más en el aspecto de la experiencia de Sam, que presenta una fabulosa trama, gracias al excelente trabajo cinematográfico de Naomi Watts.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!