Pequeño en tamaño, pero grande en #Historia; Chinameca es un pueblo escondido entre páramos al oriente del Estado de Morelos que cada noche acostumbra a dormir entre sábanas verdes y constelaciones visibles y brillantes que iluminan el cielo.

Prehispánico y Conquista

Chinameca es un nombre de origen nahuatl CHINAMITL-MEKAK, que significa "Lugar entre setos o varejones". Al principio era un cercado que acogió a nómadas que venían del norte, específicamente tribus chichimecas que decidieron asentarse debido a la abundancia de flora, fauna y agua, alrededor del año 1550.

Toda la vida ha sido un espacio geográfico que es arrullado por serenos vientos, bendecido por las lluvias de septiembre y protegido por increíbles collados que lo rodean.

Con el paso del tiempo, Tlahuicas y Xochimilcas arribaron para aportar a la creación de un poblado. Las actividades más importantes eran la caza, recolección y la agricultura que controlaban desde su paso por el Valle de #México.

En los días de la conquista de los españoles, durante la época de la Colonia, Chinameca fue parte del famoso "Paso de Cortés" rumbo a las minas de Huautla, y se convirtió en una estación para los viajeros que se detenían a descansar. El pueblo era parte de la Villa de Huaxtepec y un crucero confortable y agradable. En el año 1700, el señor Felipe Cayetano de Cárdenas era dueño de un trapiche, de lo más atractivo para el pueblo en ese entonces.

Cambios y reestructura

Con tan solo 37 habitantes, para el año de 1887 luego de la Guerra de Reforma, aquel pueblo de atardeceres rojos donde las nubes se exponen como obras de arte, fue nombrado Rancho Nuevo por el gobierno, mismo que decomisó las tierras de sembradíos para regalarlas o venderlas a soldados que habían participado en la intervención francesa y la revolución de Tuxtepec.

En 1896, un aristócrata español llamado Vicente Alonso Simón, dueño de las haciendas de Calderón y el Hospital (Cuautla) adquirió 35 mil hectáreas y aquel famoso trapiche de tracción animal para extender sus propiedades. Era un empresario visionario, intelectual y bien posicionado económicamente.

Alonso tardó 5 años en construir el canal de riego más grande del Estado de #Morelos, sobre los cerros de Montes de Huma, abarcando otros poblados como San José de Pala, Los Hornos, El Vergel, Ixtoluca, San Pablo Hidalgo, Quilamula y Santa Cruz; era el mejor sistema hidráulico de la época. Además, gracias al arquitecto León Salinas y el fogonero Felipe Neri se construyeron la Hacienda y el Chacuaco (gran horno con chimenea).

Fin de la Revolución Mexicana

Chinameca era el punto de reunión entre los bandos opuestos en la famosa Revolución agraria para una supuesta tregua, el día 10 de abril de 1919 a las 13:30 horas del día. Por un lado, el capitán Jesús Guajardo, de la División de Oriente. Por otro lado, el caudillo del sur Emiliano Zapata Salazar, líder del ejercito libertador.

Fue la traición más dolorosa para el pueblo, cuando el general Zapata fue acribillado, cayendo asesinado el la puerta de la hacienda junto con 10 de sus hombres y su famoso caballo, As de oros.

Con el paso de los años, tras la Revolución Mexicana, el 28 de octubre de 1924, las tierras fueron regresadas a los habitantes del pueblo.

Hoy en día, Chinameca se agranda en la memoria de tiempos muy lejanos, inspirada en el amor a la tierra y libertad.