Quizás hayas escuchado en los últimos años sobre este tema que ha causado mucho furor y cientos de sensaciones en todas partes del planeta, la salida diaria de cientos y cientos de venezolanos en busca de mejores oportunidades de vida en otros países, esto motivado a la arraigada crisis que atraviesa la nación sudamericana y sumado a esto las políticas y acciones que realiza su presidente Nicolás Maduro.

Esta “híper migración”, es un tema que se ha vuelto viral en los últimos 3 años y cada día los venezolanos tienen 3 maneras para salir del país, por aire en aviones, por carretera (pos la frontera con Brasil o Colombia), o por mar hacia alguna isla cercana del Caribe, pero por cualquier vía que deciden suele ser un poco duro, debido a la dificultad para la adquisición de divisas extranjeras como el dólar o el euro en el país.

El gobierno sabe y conoce sobre los problemas que existen en el país y cada día buscan a un culpable distinto, la guerra económica, las sanciones de Estados Unidos, embargos internacionales o bloqueos marítimos, pero en los últimos años no han modificado mucho sus políticas y manera de gobernar y cada día acercan a #Venezuela al colapso social, financiero y político.

En los últimos días la grave situación de la comida y medicinas se ha hecho visible como el video captado en el estado Mérida donde varias personas, con piedras en manos lapidaron a una vaca hasta matarle y con sus manos desgarrar su carne mientras gritaban consignas como “el pueblo tiene hambre” o proferían malas palabras hacia su presidente. En otro video se observan como desvalijan y destruyen un camión de transporte de comida para tomar de manera violenta los insumos necesarios para aplacar el hambre.

Yo como venezolano, me toco emigrar al exterior para darle una mejor oportunidad de vida a mi familia y buscar un futuro próspero, debido a la devaluación de la moneda, obtener los rubros necesarios para cubrir la cesta básica, se ha vuelto algo casi imposible, un pollo de aproximadamente dos kilos y medio, equivale a un salario mínimo integral (salario básico + cesta alimenticia), por lo que adquirir una vivienda o un vehículo en Venezuela es un lujo. Para obtener un vehículo, con sueldo mínimo tendrías que trabajar casi 200 años, algo inaudito, pero el gobierno siempre dice que todo está bien, que no hay nada malo, que eso es guerra psicológica y el pueblo venezolano se está cansando de eso.

Mi sueño y el de muchos compatriotas que nos encontramos en el exterior es algún día poder volver a mi país y verlo prospero, crecer y yo poder formar parte de ese nuevo resurgir, como el Fénix cuando revive de sus cenizas, así haremos todos los venezolanos para levantar a nuestra nación, que por la mala administración de algunas personas han causado dolor y sufrimiento en miles de hogares venezolanos. #Crisis #Escazes