Mis queridos amigos y amigas, más mis amigas que mis amigos. Recién me siento triste de todos los sufrimientos y tristezas que sigue mi pueblo, mi corazón, mi tierra, en estos tiempos.

Qué coraje me causa cada día cuando todas las noches al acostarme me recuerdo la dicha que tengo por no sufrir los mismos problemas que tiene mi pueblo de México.

Los terremotos [VIDEO], las riadas, inundaciones y monzones rompen mi pueblo dando generación a crímenes, muerte y tristeza para todo mi pueblo. Los mexicanos somos un pueblo grande con corazón pulcro que la naturaleza siempre ha maltratado.

Somos un pueblo grande que Dios protege pero que todos han atacado desde los origenes de siempre.

El tráfico, los cárteles y todas las vainas que el ser humano ha puesto en México nosotros ha hecho que México sea una plaza insegura para vivir.

La violencia no es un problema exclusivo de México

Yo que he vivido muchos años en Panamá y en Uruguay conozco bien que este problema no es solo en mi pueblo, sino en muchos lugares de América Latina y que ha destrozado muchos de nuestros pueblos.

Me quita coraje saber que grandes líderes de la política y de asociaciones de derechos humanos mundiales trabajan cada día y cada minuto para crear un mundo mejor donde los problemas con las drogas y la delincuencia armada de nuestros países desaparezcan. Es muy complejo resolver tantos problemas que durante tantos siglos han diezmado nuestra gente y nuestro paisaje.

A mí me hace sentir afortunada que mis hijos y yo no hemos tenido esos problemas de sustancias y delincuencia, y hemos tenido suerte porque son bien educados aunque son muy niños todavía.

Me siento realmente dichosa y agradecida a Dios porque tengo salud y felicidad en toda mi familia aunque no tenga esposo a quien cuidar, por algo no he sido casada y es porque hombre que conmigo se junta es hombre que me hace daño.

Otra cosa que a mí me entristece es la violencia y maltrato con las #mujeres en mi país. Muchas mujeres son utilizadas en redes de tráfico y son asesinadas por el trato que sufren a causa de sus esposos y sus parejas.

Espero Dios nos pueda ayudar a recuperar la grandeza de nuestro país y la grandeza de nuestro pueblo para crecer y tener un país fuerte en imagen social y así mejore nuestra economía.

Somos una gran nación con una gran historia y una gran cultura mucho mejor que muchos de los países de Europa y Norte America. Tenemos nuestra propia identidad y nuestra propia cultura creada por grandes genios desde la antigüedad.

Recuperemos nuestra identidad, ¡Viva México! #2018 #CORAZON