El encargado de la Secretaría de Turismo (Sectur, como se abrevia), Enrique de la Madrid planteó la propuesta de que la mariguana sea legalizada al menos en los destinos turísticos más transitados, para así garantizar la seguridad de los visitantes. Su postura la dio a conocer en una rueda de prensa realizada por la Conferencia Anáhuac.

Explicó que sería muy lamentable "que se pierda el flujo de gente por la inseguridad de algunos destinos turísticos [VIDEO]debido al narcotráfico [VIDEO]". Dijo que no solo propone legalizar la "hierba" sino también que no esté penado el consumirla y el producirla.

A las zonas a las que se refirió son Los Cabos, La Paz y Cancún.

Debido a la controversia que causó el tema, recalcó que se debe analizar a fondo; sin embargo, dijo que esos lugares tienen "mala fama con los vecinos".

En la conferencia habló sobre cómo han sido afectadas esas zonas por la violencia que se ha disparado a raíz de la guerra contra el narco. Dijo que le agradaría ver que se realice en Quintana Roo, principalmente y que está dispuesto a debatir sobre el tema. Cabe destacar que lo que Madrid propone es como se lleva a cabo en Holanda, incluso los reporteros le preguntaron si eso lo ha influenciado en la toma de decisiones.

Holanda a la mexicana

De la Madrid condenó que lleven a la cárcel a las personas que consumen mariguana. Calificó el acto como "ridículo". En Holanda, por ejemplo, consumir cannabis es considerado legal porque tienen una "ley de tolerancia".

Era tanta la popularidad de la heroína que las autoridades decidieron que la hierba se podía usar sin ningún problema.

Desde 1972 los Países Bajos se convirtieron en los primeros en el mundo en legalizar la hierba, pese a eso se rigen por reglas tales como: no vender más de cinco gramos por persona, "no exceder los 500 gramos por individuo", una vez bajo los efectos de la mariguana, los consumidores tienen prohibido provocar molestias a terceros.

Otra de las reglas que actualmente aplican es que no se puede ofrecer la mariguana a menores de edad y los distribuidores no venden el "producto" cerca de zonas escolares. Aunque el cultivo aún es considerado ilegal, les permiten plantar cinco por persona y si exceden la cantidad permitida pueden ser llevados al tribual.

"En los Países Bajos, se permite la venta de semillas de cannabis para el cultivo de plantas que producen sustancias psicoactivas. Dichas semillas no se consideran diferentes a cualquier otra, pero su cultivo se limita a 5 semillas".

Respecto a la cannabis de uso medicinal solo hay una empresa permitida para la distribución en esa modalidad. Según medios internacionales, la sociedad en Holanda no está de acuerdo con que no se regule tanto como en Uruguay, por ejemplo, tienen una ley que supervisa el consumo desde el año 2010.

Desde hace más de 40 años la mariguana es permitida en Holanda, y también del hachís; sin embargo muchos expertos aseguran que no pueden corroborar "que la medida sea un éxito o bien que sea efectiva". Con base en medios internacionales, Holanda registra, a comparación de otros países, niveles de consumo muy bajos.

"Debido a que ningún otro país del mundo ha despenalizado la venta de Marihuana y hachís en establecimiento autorizados, como son los coffeeshops, no tenemos elementos científicos para asegurar que la política holandesa de drogas ha sido un éxito", dice a BBC Mundo, Margriet van Laar, coordinadora de la unidad de análisis sobre tendencias en materia de drogas del prestigioso Instituto holandés para la Salud Mental y las Adicciones (Trimbos)", así lo publicaron en la agencia londinense en el año 2017.

Con información de Milenio y BBC