Las bromas casi siempre son de naturaleza chistosa, si es que las ocurrencias no tienen un trasfondo violento. En las redes hay #memes, microhistorias cómicas y gifs con frases que causan risa. Toda #parodia, situaciones falsas con tintes dramáticos, pueden convertirse en más que una simple pasadura de pelo.

Los canales de #YouTube con vloggers [VIDEO] que manejan distintas temáticas de #entretenimiento, se han vuelto populares, a los ojos del espectador.

Estos vídeos muestran azarosas situaciones, en las que los autores se ven implicados, ya sea como reto, o porque les gusta mantener las expectativas de su público muy por lo alto.

No importando si se meten en problemas, y en casos más graves si dañan a terceras personas.

La insaciabilidad por los clics suele tener consecuencias severas. Y las #suscripciones son como monedas tiradas al aire, jamás quieres que salga una mala cara en tu contra. El público sabe cuándo hay cambios forzados, cuando ya perdió cierto sensacionalismo. No le queda a otra al autor, que ir inflando el chiste pesado. Todos tienen sus cinco minutos de #fama. Sin embargo, no toman conciencia y arriesgan el pellejo propio y el de otras personas que nada tienen que ver, haciendo hasta lo absurdo, porque el show parezca lo más fresco posible.

Y llega el último acto antes del descenso final, recurrir a la broma extrema. Asesinatos en etapas, ataques con ácido y bombas falsas – por mencionar algunas – son las bufonadas para recobrar el aliento perdido.

Casi todos los que intentan una definitiva proeza en este punto, salen desplumados por los propios #suscriptores. La #celebridad es odiada y recordada por la última patada de ahogado.

Recordamos casos, como el de la pasta dental y uno no tan reciente, pero muy sonado, el #vlogger que filmo a una persona muerta en el bosque de Aokihagara. No escribo lo que sucedió con el sujeto que subió esto como tema del día, porque esta noticia – o #escandalo como quieran verlo – se viralizó y el resultado muchos de ustedes ya lo saben.

Al caminar en la cuerda floja de la popularidad, muchos se precipitan tal y como subieron. Asimismo muchos otros personajes de las redes, llegan a compartirnos contenidos de calidad, a divertirnos sin caer en una exageración mortal. Si quieres incursionar en este mundo del #videoblog te sugiero y pongas atención a los errores de otras estrellas fugaces de #Internet [VIDEO], para no cometer los mismos insospechados actos de desesperación.