En caso de que haya vivido bajo una roca, debe saber cómo la tecnología juega un papel importante y en constante crecimiento en nuestra sociedad. El largo debate han sido los efectos que enfrentan los adolescentes y los niños, ya que han nacido y están creciendo en una era de revolución tecnológica y, por lo tanto, son el grupo social más directamente involucrado en el asunto.

Pero, ¿qué efectos tiene la tecnología en sus vidas? ¿Y cómo seguirá impactando en el futuro? Aquí, discutimos algunas de esas situaciones. Obviamente, el hecho de que crezcan rodeados de tecnología y que algunos de ellos ni siquiera conozcan la vida sin eso es en gran medida parte del problema.

Pero, no todo está mal. Como con todo, tiene sus pros y sus contras. Y, la vida nos ha enseñado varias veces a no enfocarnos tanto en lo malo. A continuación, discutimos lo bueno, lo malo y lo que debemos hacer.

Las ventajas

Por un lado, la tecnología ha hecho que todo sea tan instantáneo, rápido y accesible. Como resultado, nuestros hijos no tienen ningún problema para encontrar información o aprender cosas que les interesan e incluso han hecho la vida escolar más fácil. Simplemente tienen que Google [VIDEO]sus tareas y obtendrán millones de respuestas en menos de un segundo. Seamos realistas, incluso ayuda a los adultos a hacer lo mismo, por lo que los niños y adolescentes no son los únicos que obtienen esos privilegios.

Las desventajas

Como sabemos, las personas tienden a enfatizar lo malo mucho más que lo bueno, por lo tanto, no es sorprendente que las desventajas de la tecnología se discutan mucho más.

El acceso que los niños tienen a la tecnología a una edad tan joven y con muy poca o ninguna supervisión ha creado algunos problemas serios.

Podría decirse que la más notoria es la dependencia que conlleva la tecnología; los niños confían en sus dispositivos y aplicaciones para casi todo, a veces incapaces de resolver situaciones por sí mismos. La tecnología también ha afectado las habilidades sociales de nuestros niños. Se han acostumbrado tanto a tener estos dispositivos y estar frente a una pantalla que nunca aprenden a interactuar en la vida real.

La tecnología [VIDEO], obviamente, tiene sus lados bueno y malo, pero debemos ser responsables de cómo se usa. Si somos capaces de equilibrar la tecnología, la interacción social y el contacto humano, nuestros hijos aprenderán a sacar lo mejor de él y a utilizarlo de manera beneficiosa. Entonces, los adultos deberían convertirse realmente en modelos a seguir y dar ejemplo a las generaciones más jóvenes a este respecto. Creo que también debería abordarse en las escuelas , dado el tiempo que nuestros niños dedican a aprender, no solo el mero conocimiento, sino también el buen comportamiento. Espero que este artículo sea útil para cualquiera que tenga problemas con el uso de la tecnología.