Todos han escuchado el dicho "la #Familiaridad engendra #Desprecio". Pero, ¿realmente es así? Un cuerpo de investigación en realidad sugiere que la familiaridad genera simpatía, pero claramente a veces hace lo contrario. Entonces, ¿cuándo saber más acerca de una persona hace querer más y cuándo les gusta menos?

Primero, definamos lo que queremos decir con "familiaridad". Por lo general, se define como la cantidad de exposición a alguien, no la #calidad . En términos de investigación, esto puede significar una cantidad de cosas. Algunas veces es la cantidad de veces que los participantes ven la cara de una persona en particular durante una sesión en el laboratorio.

A veces, puede ser la cantidad de rasgos [VIDEO] de una persona que aprenden. Otras veces puede ser la cantidad de tiempo que alguien ha vivido con un nuevo compañero de habitación de la universidad.

Hay muchas pruebas de que cuanto más están expuestas las personas a algo, más les gusta. Si sigue viendo una pintura en particular en su oficina, eventualmente comenzará a gustarle más. Esto también puede afectar cuánto les gusta la gente. En un famoso experimento, cuanto más a menudo una joven asistía a una clase magistral (sin hablar nunca con sus compañeros de clase), era más probable que sus compañeros de clase la calificaran como agradable al ver su fotografía al final del semestre.

¿Qué sucede cuando realmente las personas interactúan con otras, en lugar de simplemente estar expuestos a ellas?

La proximidad física resulta ser un importante predictor de con quién se casan o los hace amigos.

Incluso las distancias más pequeñas, como si alguien vive su lado en un complejo de apartamentos en lugar de al final del pasillo, afecta la probabilidad de que se conviertan en #amigos. En los estudios de laboratorio, cuanto más se pedía a los extraños que se revelaran entre sí, más se querían. Pero el mismo estudio famoso que descubrió que la mayoría de los habitantes de apartamentos fuera del campus tenían mejores amigos en el mismo edificio también descubrió que la mayoría de los enemigos de las personas también estaban en el mismo edificio. Y cuando los extraños se emparejan al azar como compañeros de cuarto de la universidad, cuanto más tiempo viven juntos, menos se quieren unos a otros.

El tipo de información que se obtiene a medida que se familiarizan con alguien probablemente sea un factor importante en cómo la familiaridad afecta el gusto. Según Norton y sus colegas, la ambigüedad los lleva a gustar porque a menudo le dan a la gente el beneficio de la duda cuando se encontran por primera vez.

Sin embargo, una vez que obtienen más información, comienzan a descubrir cosas que no les gusta de la persona. Pero a veces esa información adicional podría aumentar el gusto.

Tres formas generales de entender el vínculo entre la familiaridad y la atracción

-En primer lugar, la familiaridad puede aumentar el agrado debido a la reducción de la incertidumbre . Es decir, no estan seguros de si pueden confiar totalmente en lo desconocido, y una cierta desconfianza con los extraños es un mecanismo de supervivencia importante, desde una perspectiva evolutiva.

-En segundo lugar, las personas pueden tener una mayor fluidez con objetos, lugares y personas familiares, por lo que se sienten más cómodos con las personas conocidas y les resulta más fácil lidiar con ellas.

-Finalmente, es posible que una mayor exposición conduzca al aburrimiento , ya que las personas se cansan de las cosas cuando estan sobreexpuestos a ellas.

Recientemente, Finkel y sus colegas sugirieron que la clave para entender cuándo la familiaridad es buena o mala radica en comprender la etapa de desarrollo de la relación y la situación en la que las personas interactúan. Los efectos de la familiaridad pueden diferir en diferentes etapas de relación. También dependerá de cuán atractiva sea esa nueva información, y de si usted se encuentra tratando de cooperar [VIDEO] o competir con la otra persona.

En la etapa de conocimiento, no ha tenido muchas oportunidades de interactuar, por lo que puede estar más preocupado por si los hechos que están aprendiendo acerca de la persona parecen sumarse a un todo coherente. A medida que interactúan [VIDEO] más, se enfocan más en lo bien que se llevan con la persona, por lo que las partes específicas de información que obtienen importan menos. A medida que conocen a la persona en la etapa de contacto con la superficie, es posible que se aburra si deja de aprender nueva información, y las cosas podrían volverse predecibles. Una vez que se llega a la mutualidad, hay más oportunidades de cooperar y tener experiencias #compartidas importantes (como hacer un viaje por carretera), pero también hay más oportunidades para el #conflicto