Fight Club [VIDEO] no es una película sobre peleas: es una narración sobre la vida, y tratar de liberarnos de las influencias corporativas y culturales (o tal vez la confluencia de las dos) que controlan nuestras vidas. Las siguientes son algunas de nuestras citas minimalistas favoritas de la película.

  • Las cosas que tienes terminan adueñandose de ti.
  • Solo después de haber perdido todo, somos libres de hacer cualquier cosa.
  • No eres tu trabajo. No eres cuánto dinero tienes en el banco. No eres el coche que manejas. No eres el contenido de tu billetera. No eres tus khakis. Eres la basura del mundo que canta y baila todo.
  • Rechaza las suposiciones básicas de la civilización, especialmente la importancia de las posesiones materiales.
  • A la mierda con tu sofá y sus patrones de rayas verdes. Digo jamas estes completo, yo digo que dejemos de ser perfectos, digo evolucionemos, dejemos que las fichas caigan donde sea.
  • El libertador que destruyó mi propiedad ha realineado mis percepciones.
  • ¿Sabes lo que es un edredón? Es una manta. Solo una manta. Ahora, ¿por qué los tipos como tú y yo sabemos qué es un edredón? ¿Es esto esencial para nuestra supervivencia,? No. ¿Qué somos entonces? Somos consumidores. Somos los subproductos de una obsesión por el estilo de vida.
  • Asesinato, crimen, pobreza; estas cosas no me interesan. Lo que me preocupa son las revistas de celebridades, la televisión con 500 canales, el nombre de algún tipo en mi ropa interior. Rogaine, Viagra, Olestra. Así que yo digo a la mierda con tu sofá y sus patrones de rayas verdes.
  • Veo en Fight Club a los hombres más fuertes e inteligentes que jamás hayan vivido. Veo todo este potencial, y veo desperdicio. Maldita sea, toda una generación bombeando gasolina, sirviendo mesas, esclavos con cuellos blancos. La publicidad nos tiene persiguiendo coches y ropa, trabajos que odiamos para que podamos comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos de en medio de la historia: sin propósito o lugar. No tenemos una Gran Guerra. No tenemos una Gran Depresión. Nuestra Gran Guerra es una guerra espiritual; Nuestra gran depresión es nuestra vida. Todos hemos sido criados con la televisión para creer que algún día todos seremos millonarios, dioses del cine y estrellas del rock. Pero NO, Y lentamente estamos aprendiendo ese hecho. Y estamos muy, muy encabronados.
  • ¿Qué quiéres? ¿Quiéres volver a tu trabajo de mierda, a vivir en tu condominio, ver sitcoms? No es para mi.
  • Explicando el consumismo: todos somos parte del mismo montón de abono.
  • Dibujar una metáfora de la vida moderna impulsada por el consumidor: es humillante: una casa llena de condimentos, sin comida.
  • El narrador: mientras ve un anuncio de Calvin Klein en el autobús: ¿Es así como se supone que debe ser un hombre de verdad?
  • Tienes que olvidarte de lo que sabes, ese es el problema. Olvídate de lo que crees que sabes sobre la vida, sobre la amistad, y especialmente sobre ti y sobre mí.
  • Tocar fondo no es un retiro de fin de semana. No es un maldito seminario. Deja de querer tratar controlar todo, y solo suéltalo! ¡DÉJALO IR!.
  • Sin dolor, sin sacrificio, no tendríamos nada.
  • Sólo después del desastre podemos resurgir.
  • Después de que Raymond Hessel enfrenta la muerte, pero vive: Mañana será el día más hermoso de la vida de Raymond K. Hessel. Su desayuno sabrá mejor que cualquier comida que tú y yo hayamos probado jamás.
  • Y la regla octava y final: si esta es tu primera vez en Fight Club, tienes que pelear.
  • Sugiriendo que la mayoría de las experiencias están, por naturaleza, muertas: Acabamos de tener una experiencia cercana a la vida.
  • Pegarte plumas en el trasero no te convierte en un pollo.
  • Es hora de defender lo que crees.
  • Si estás leyendo esto, entonces esta advertencia es para ti: cada palabra que lees de esta letra pequeña inútil es otro segundo de tu vida. ¿No tienes otras cosas que hacer? ¿Está tu vida tan vacía que honestamente no puedes pensar en una mejor manera de pasar estos momentos? ¿O estás tan impresionado con la autoridad que le das respeto y credibilidad a todos los que la reclaman? ¿Lees todo lo que se supone que debes leer? ¿Crees todo lo que se supone que debes creer? ¿Compras lo que le piden que compres? Sal fuera de tu casa. Conoce a un miembro del sexo opuesto. Deten el exceso de compras. Deja tu trabajo. Comience una pelea. Demuestra que estás vivo. Si no reclamas tu humanidad, te convertirás en una estadística. Has sido advertido.
  • Esta es tu vida, y está terminando minuto a minuto.

Esperemos que esas dos últimas citas, así como las 24 anteriores, nos lleven a tomar medidas.

Después de todo, esta es tu vida, y está terminando minuto a minuto. Toma acción. Ahora.