Un joven de Francia, organizo una reunión familiar el domingo 19 de febrero, donde invito a muchas personas de su #Familia, para compartir un almuerzo en Thiais (Val-De-Marne), este hombre de 18 años de edad, pensó que para complacer y dar un trato gratificante a su amada familia, necesitaba hacer algo más allá de lo normal, algo que le diese un toque sorprendente a ese almuerzo.

Graciosamente, por su parte, fue allí cuando tuvo la “maravillosa” idea de realizar un gran postre, un #pastel de chocolate, que al probarlo pudiese dejar extasiados a todos los que lo comiesen, pero lo que nadie sabía era que contenía el equivalente a 79.9 euros de #cannabis.

El joven realizo su mezcla para pastel de forma cotidiana, incorporando los ingredientes habituales para crear una torta perfecta, asumiendo que para que lograra el éxito, necesitaba agregar ese ingrediente que permitiera llevar al espacio a todo aquel que lo probara, sin imaginar que más adelante ocasionaría grandes problemas [VIDEO].

Una familia entera termina en el hospital

Sus invitados, fueron deleitados con su trato en cuanto a la comida y sobretodo con su postre, siendo maravillados con el gran sabor que el mismo poseía, tenía todo lo necesario para ser unos de los mejores pasteles que habían probado, comentaban algunos de los asistentes.

Claramente ignorantes del ingrediente sorpresa en el pastel, algunos de los invitados, no tardaron en sufrir los primeros efectos de los narcóticos, una madre de 50 años y sus tres hijas de 20, 26 y 29 años, presentaron mareos, dolor abdominal, vómitos, no soportaron la medicina y evidentemente su estado de salud requirió la intervención rápida de los ayudantes que condujeron a las víctimas a los hospitales más cercanos. Los médicos rápidamente descubrieron las razones de su intoxicación y advirtieron a la policía.

El uso de narcóticos conlleva a delitos policiales en Francia

Como el uso de narcóticos es prohibido en este país, la policía intervino para esclarecer [VIDEO] el delito de usar sustancias prohibidas, y más por exponer a personas al consumo de este tipo de alimentos sin el debido consentimiento, siendo este otro delito más que era necesario castigar. Por lo que la policía comenzó armar las piezas y no se le hizo difícil descubrir quien había realizado este pastel, por lo que realizando una pequeña investigación y con la ayuda de lasas personas afectadas encontraron al culpable.

Al interrogar a las víctimas, la policía identificó rápidamente a la persona responsable del daño causado. Y el joven chef pastelero no tuvo de otra que confesar, revelando que había añadido una gran cantidad de cannabis a la receta original suficiente para elaborar treinta sellos.

En cuanto a los pacientes hospitalizados, pasaron, como precaución, la noche en observación en caso de emergencia.