Este viernes fue publicada una investigación que pone a la luz pública, una terrible proporción, de violaciones, a la vez que entrega una estadística de las víctimas en silencio, desde el caso de Weisten y posterior concientización de la violencia sexual que las #mujeres en #Francia sufren a diario, la cantidad de demandas se ha disparado, de acuerdo al estudio de la Fundación Jean Jaurès, hecho a mujeres de 18 años y más un total de 2.167 para ser exacto, el 12% de las mismas resultaron ser víctimas de una o más violaciones durante su vida y el 43% han sido abusadas ​​sexualmente sin su consentimiento [VIDEO].

Comenta en su estudio la Fundación Jean Jaurès "Esta cifra de más de una de cada diez mujeres es bastante desafiante y está por encima de lo que otras encuestas han medido en el pasado", debido la reciente toma de de conciencia y una encuesta hecha por internet fueron capaces de revelar cifras que eran subestimadas y muestran una realidad aterradora.

El 54% de las víctimas de violación lo experimentaron en su niñez o adolescencia

La violencia de género y las relaciones el último estudio que fue publicado en 2016 por el Instituto Nacional de Estudios Demográficos (INED), ya daba muestras de esta realidad, la cual arrojó los siguientes resultados 62.000 mujeres cada año fueron víctimas de violación e intento de violación, y una mujer menor de 35 años asaltada sexualmente cada año.

De los casos de violación el 51% de las victimas dice haber experimentado el hecho en su niñez o adolescencia, la violación perpetrada por un extraño es de apenas el 14%, mientras la violación a mujeres adultas representa el 16%, lo que significa que en su gran mayoría las violaciones fueron perpetradas por círculos familiares, amigables, en el ámbito escolar o laboral.

¿Cómo se puede combatir esta cifra horrorosa?

Por otra parte se revela en el estudio que apenas [VIDEO] el 35% de las víctimas de violación habló con sus familiares, esto explica que existe una inmolación por parte de las víctimas que temen por su futuro personal, social, y hasta incluso familiar" que se traduce en “una ruptura en el espacio privado e íntimo de la víctima" como lo explica Michel Debout, coordinador de la investigación, psiquiatra y profesor de medicina en el Hospital Universitario de Saint-Etienne, Chloé Morin, director del Observatorio de la Opinión, y Jerome Fourquet del IFOP.

Para las mujeres que son violadas por su cónyuge, hablar de esto puede ser terrible. "Debido a la devastación causada por la situación de violación se agrega la depreciación relacionada con su falta de relevancia que a menudo obliga a la víctima a destacar las otras cualidades de su cónyuge y el hecho de que su violencia a menudo es causada por restricciones de la vida de lo cual él mismo sería la víctima". #abuso