7

El dilema de la ciudad es acostumbrarse al confort. Aceptamos un habitat en el cual no hay que luchar contra la naturaleza, sino protegerla. Olvidamos rápido la caducidad de nuestra fantasía, rodeados de códigos opuestos a la existencia del planeta en el reloj del sol.

Lejos de la vorágine nos preguntamos quién será presidente y si debe haber una pensión universal ocupados con las cuentas y la interminable corrupción, no vemos directamente nuestra geografía, ni siendo piloto de aviación. Un día descubrimos el petróleo y vino entonces la aceleración del consumo.

Hoy aún se discute el parabién de este descubrimiento, que ha detonado la modernidad y por supuesto también la postmodernidad; sin embargo es obvio que existen otras fuentes de energía [VIDEO] muy a la mano de carácter renovable, mismas que tienden a ser relegadas al plan "b" de la humanidad para su supervivencia en la tierra.

Dada la importancia de la industria y el negocio derivado del combustible fósil que aún se estima; en vista de que en este sexenio no es prioridad mirar al sol o al volcán, dirijimos nuestra atención al origen de toda la maldad: "el oro negro", pues amenaza con llevar al límite nuestra permanencia terrestre.

Cruzamos las fronteras de la metrópolis, para buscar los secretos de la naturaleza con mucha agilidad, gracias a prodigiosas carreteras para auto transportes. Por los caminos a la Villa Rica de la Veracruz hubo trenes igualmente veloces hace un Siglo, pero ahora nos limitamos a la carretera de cuota.

Queremos presentarle la región norte de la entidad del Golfo para contornear la proporción entre la belleza circundante de la Sierra Madre Occidental. En tierra Totonaca tocó abrir los yacimientos más importantes de la gran época del petróleo, dando lugar a ciudades como #Poza Rica en regiones habitadas desde la antigüedad.

Convencidos de los beneficios que trajo a las arcas del Gobierno, la súper explotación de subsuelo, se detonó una riqueza que bien o mal administrada posiciona a México, como una de las potencias más importantes. La sociología misma de nuestros días se sigue midiendo, según la riqueza especulativa, en cuanto al recurso que aún se puede sacar.

Es decir que en regiones como Veracruz, irónicamente uno de los estados más pobres, no sobra la contradicción de un presente donde el petróleo es y deja de ser el eje principal del desarrollo.

Hay en Poza Rica visiblemente muchas escuelas, pero uno recuerda antes de su segundo piso, una verdadera cátedra de puentología, una congestión imposible, por que se trata de un nodo en las rutas abasteciendo a toda la nación. Se mira también la consolidación del afán postmoderno de añadirle al caos supermercados y complejos de cine.

Destacó a durante el Siglo XX Poza Rica, ahora es cabecera municipal y centro de negocios; aquí se acuñó la expropiación como respuesta al maltrato y la explotación irracional de los obreros.

La leyenda dice que antes de irse, los extranjeros juraron regresar a cobrársela, usted dirá si andaba uno de ánimos para festejar que aparte de Pemex [VIDEO], ahora podemos compar directamente las gasolinas con un distribuidor Shell.

Mercado de la región

Los ajustes a la ley han permitido el ingreso de muchas nuevas marcas a la competencia de la energía, mientras tanto las ciudades como Poza Rica se deslavan en su protagonismo y se revierten hacia un mercado regional que ocupa gran parte de las aceras en su centro.

Lamentamos testimoniar que su arroyo huele mal y se mira más como un drenaje en un estado general de las cosas muy distinto a lo que vió la Cumbre del Tajín a 17 kms de distancia; aquí no encontramos más que un mural de Pablo O´Higgins para recrearnos.

El domingo fueron las "fiestas del petróleo". Desfilaron en el día escuelas y distintos escuadrones de la nómina del viejo Pemex; de cuando no había competencia ni para la exploración, excavación, extracción y refinación, ni para el transporte, venta y contabilidad del oro negro.

Subsisten vejez y juventud con la esperanza de un Carnaval nuevo donde el gobernante no se encuentre viviendo a expensas de un pueblo, que lo mismo lo hospeda en la cárcel.

¿Cuánto tiempo falta para desmantelar PEMEX y apuntar hacia la energía renovable y el desarrollo de nuevas tecnologías? #turismo nacional #fiesta del petróleo