El aeropuerto

El aeropuerto internacional Benito Juárez de la Ciudad de México, no deja de ser noticia.

Antes de que sea abandonado, el #aeropuerto nos demuestra que aunque funcional, no deja de ser propenso a situaciones adversas para su operación.

El día de ayer martes y como consecuencia de la fuerte lluvia que azotó a la Ciudad de México, en el interior de las instalaciones del aeropuerto, se presentaron goteras o mejor dicho cascadas que provocaron encharcamientos en las salas de espera.

El clima pudo haber sido el causante principal de este espectáculo “natural” sin embargo lo realmente preocupante es pensar que a este aeropuerto ya se le ha dejado de dar el mantenimiento adecuado para su operación.

Debido a la lluvia de ayer, se suspendieron las operaciones de despegue y aterrizaje por cerca de dos horas.

Todavía falta tiempo para que entre en operación el nuevo aeropuerto, sin embargo llama la atención este tipo de situaciones que no deberían de suceder en un sitio de este nivel de importancia.

Habrá que esperar a que esta situación no sea recurrente y que se convierta en una limitante para que la actividad aérea se lleve a cabo de forma eficiente y sin contratiempos.

Esperamos no acostumbrarnos a ver llover en la sala de espera, antes de despegar [VIDEO].