El hecho

El pasado lunes en la Escuela Secundaria Técnica No. 7, ubicada en la colonia Penitenciaría de la Delegación Venustiano Carranza, se presentó una pelea entre dos de sus alumnos, uno de los cuales al calor de la agresión, sacó una navaja, apuñalando al otro muchacho.

Lo preocupante de esta nota no es la pelea en sí, sino lo que llama la atención es que mientras el estudiante apuñalado está en el Hospital Magdalena de las Salinas, el titular de la Autoridad Educativa Federal de la Ciudad de México, Luis Ignacio Sánchez Gómez, declare que la acción del apuñalamiento fue por “una estupidez, un desgraciado accidente”.

¿Acaso esta funcionario de segundo nivel, pensaría igual si el apuñalado hubiera sido alguno de sus hijos o un familiar cercano?

¿Porqué insisten las autoridades en hablarnos como si fuéramos tontos y nos tragáramos sus declaraciones?

¿Porqué no reconocer que existe una nula supervisión y un bajo nivel de control en las escuelas públicas y privadas [VIDEO] del país, en donde cualquier muchacho puede entrar con una navaja, un puñal o inclusive una pistola como lo vimos en un colegio de Nuevo León y hacer uso de ella sin mayor remordimiento?

Sería mejor que las autoridades educativas se pusieran a trabajar en generar programas de acción para prevenir alguna tragedia [VIDEO] como las que vemos constantemente en escuelas de Estados Unidos.

¿No cree?