Desde tiempos inmemorables el hombre a soñado, desde que habitaba en las cuevas y se comportaba como un "animal", chocando rocas para crear fuego, haciendo ruidos de primates mientras golpeaban sus pechos con los puños, con el cabello largo, la barba crecida y tapa rabos de pieles de animales. (¿no es este un gran cliché...?) este hombre comenzó a plasmar dibujos en las paredes, primero para llevar un registro de dónde estaban los animales y que frutas eran comestibles, pero estas imágenes comenzaron a tener un eco en su mente.

El hombre comenzó a "despertar" de su eterno sueño...

Éste hombre cada noche comenzó a soñar [VIDEO] y soñaba con encontrar animales con pieles mas gruesas para protegerse del frío, imaginaba lugares repletos de nieve y soñaba que llegaba a esos lugares, encontrando enormes osos blancos y pájaros del tamaño de un hombre adulto caminando en dos patas.

Y al despertar éste hombre salía y exploraba, cada vez un poco más lejos de sus propios límites, para alcanzar sus sueños.

Estos sueños (sin él saberlo) le producían una paz interior, que le ayudaba a sobrellevar su vida rutinaria [VIDEO], cazar para vivir, "mata o muere" y en este estado de crisis continua el hombre no tenía un respiro para pensar ¿Quién soy yo? su pregunta solo era "¿Qué voy a comer hoy?. En cambio en sus sueños, él era mas fuerte, más grande, lo tenia todo, no necesitaba nada.

Y también (sin darse cuenta tampoco), estos sueños le ayudaban a su mente a relajarse, produciendo que la sensación se expandiera a todo el cuerpo y al liberar la tensión de los músculos estos producían un descanso pleno

Dios existe, pero a veces duerme, sus pesadillas son nuestra existencia

(Ernesto Sabato)

¿Si no soñáramos seriamos quienes somos ahora? Los sueños han forjado quienes somos y a donde vamos, pero también hay gente que dice "que no sueña" o sueña muy poco o que los sueños no han sido importantes para su vida.

Pero esas personas más de una vez han despertado con el vago recuerdo de un sueño que les produjo una extraña sensación particular y al despertar aunque no recuerde el sueño, siente la sensación de haber soñado, algo que hizo que su cuerpo produjera sensaciones físicas de placer, de felicidad.

Son incógnitas subjetivas que llevan la vida misma tratando de ser decifradas, preguntas sin respuesta, respuestas sin preguntas.

Un sueño que solo sueñas tu es un sueño, un sueño que sueñas con alguien es un realidad

(John Lennon)

Los sueños son actos que se convierten en hábitos, que se vuelven carácter, que se vuelven destino. Y al mismo tiempo, puedes despertar

y comenzar de nuevo, una y otra y otra vez.