¿Nos depara un futuro incierto? ¿Acaso este barco se está hundiendo? Ya no sé qué esperar o que creer, parece que vivimos en un mundo surreal, un laberinto con muchos obstáculos… literalmente soy muy joven aun y en ocasiones siento tristeza y añoranza, quizás todos los niveles superados en Super Mario Bros de mi infancia, no fueron suficientes para entrenarme a las pruebas tan difíciles y complicadas que se deben superar cuando vives actualmente en Venezuela.

Nuestro sentimiento de pertenencia está muy quebrado, casi todos quieren irse, se siente como una prueba para intentar tener un mejor futuro y no sólo personal puesto que quienes logra mejores oportunidades en el extranjero eventualmente ayudan a sus familiares que aún siguen en el país que tuvieron que dejar atrás…

Tristeza en Tricolor

No sé si es el Gobierno, el destino o que maldición estamos pagando, pero nos sentimos robados, las cosas maravillosas que deberíamos estar viviendo están tan limitadas o simplemente no podemos cubrirlas, ver como todos tus amigos se van yendo te crea una sensación tan extraña que no sabes si estar feliz por su partida o triste por saber que quizás no les vuelvas a ver.

Sólo quien viva en carne propia los calvarios de un venezolano [VIDEO] podrá entender que se siente reunir dinero por semanas para comprar algo de necesidad y no poder adquirirlo porque las cosas aumentan de precio a diario en una economía devastada por la inflación.

Extraño tanto mi niñez y lo felices que éramos sin saberlo, no tener que preocuparnos por escasez de alimentos o medicinas; que pena y tristeza tener que vivir un vía crucis para intentar obtener un pasaporte o tener que soportar chantajes políticos en tu trabajo para no ser despedidos a pesar de ganar un sueldo miserable, toda esta pesadilla el gobierno actual la sostiene bajo un discurso mediático y enfermo de que vivimos sumidos en una guerra económica por un imperio capitalista y fuera de esa locura quienes ahora son prácticamente dueños de mi País intentan a toda costa hacérnoslo creer para justificar los horrores con los cuales han estigmatizado nuestro Tricolor, cuando la verdad los únicos que arruinaron la economía, la salud, la educación, el transporte entre mil cosas más...

nos descompusieron social y moralmente, nos robaron la infancia y el futuro a todos los jóvenes Venezolanos que nacieron empezando el siglo XXI, fueron ellos con su avaricia, ambición y sus terrible gestión gubernamental.