"Cuando desperté ya no estaba el dinosaurio", se lee en redes. Ayer se vivió el proceso electoral más emotivo de la historia: los ciudadanos estaban acostumbrados a un México en el que parecía que no había memoria; sin embargo, el 1 de julio del 2018 se vio reflejado el hartazgo y descontento social de las personas.

Ayer, al no darle su voto al PRIAN, recordaron a los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero; a los niños con cáncer que recibieron agua en lugar de tratamiento, al Presidente que plagió una tesis y que no sabe ni qué libros influenciaron su carrera política. A los periodistas asesinados: este año van seis.

Con base en las últimas cifras oficiales que arrojó el PREP, el sistema encargado de capturar y publicar la información electoral, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no ganó ni una sola gubernatura en los estados: Morena arrasó en la mitad de las entidades, el Partido Acción Nacional (PAN) en tres y Movimiento Ciudadano en una (MC).

Esta elección fue histórica porque el candidato a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien representó a la coalición Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Encuentro Social (ES) y Partido del Trabajo (PT), obtuvo el 53 por ciento de preferencia. Aún continúa el conteo de los votos.

El segundo lugar, según el Instituto Nacional (INE), se lo llevó Ricardo Anaya con el 22.8 por ciento de las preferencias. El tercero, aunque aún es predicción, sería para José Antonio Meade, con el 16.3 por ciento de los votos.

Vídeos destacados del día

El último lugar lo ocupará "El Bronco", Jaime Heliodoro Rodríguez, el candidato independiente: con el 5.5 por ciento de los votos. Durante esta elección, según el INE, participaron entre el 62 y 63 por ciento de los ciudadanos, lo que equivale a 89.1 millones de personas en la Lista Nominal de Electores (LNE).

¿No habrá primera dama?

Con un discurso de equidad de género, en Veracruz, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller propuso terminar con la imagen que se tiene de una primera dama como la hemos conocido en todos los sexenios, porque "no hay hombres ni mujeres de segunda".

Desde que inició la campaña de su esposo, Gutiérrez manifestó que no estaba interesada en un puesto político ni una candidatura. Que solo apoyaría a López Obrador [VIDEO]. En caso de que se lleve a cabo lo que planteó en su discurso sería histórico en México.

“Tenemos que comenzar a pensar y actuar diferente, por ello hoy he venido a proponerles que pongamos fin a la idea de la Primera Dama, ¿por qué? En México no hay mujeres de primera ni de segunda, tampoco queremos que haya hombres de primera ni de segunda", expresó.

El doctorado

Aunque no quiera el puesto, Beatriz es la primera esposa de un Presidente [VIDEO] con el grado académico de doctorado. Es periodista por la Universidad de Puebla, en donde ejerció la profesión y posteriormente conoció a su ahora esposo al integrarse a su equipo.

Desde entonces se ha mostrado alejada de la política. Se dedicó a trabajar en su libro 'Dos revolucionarios a la sombra de Madero': porque su trabajo "es leer mucho y escribir mucho", tal y como lo expresó en una de las pocas entrevistas que ha dado, "porque a ella no le gusta la vida pública".

¿Qué sigue?

El actor Gael García lanzó la propuesta del Día Después, la cual se refiere a ser totalmente ciudadanos con: "Un país más justo en donde quepamos todas y todos. Un país donde la conciliación y la empatía sean el hilo conductor de la sociedad".

Como parte de la propuesta lanzó 12 compromisos ciudadanos en los que toca diversos temas como la inclusión y el respeto a todos los individuos.

Luego de vivir el sexenio con el número más elevado de desapariciones forzadas (13 por día), según la Maestría en Periodismo y Asuntos públicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el triunfo de AMLO trajo a los mexicanos una esperanza de cambio.