La nueva administración federal está por cumplir un mes en la realización de sus funciones en México. El Gobierno del nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador cuenta con la mayoría legislativa en la Cámara de Senadores y de Diputados, además de los congresos locales necesarios para aprobar reformas constitucionales e impulsar los cambios y transformaciones que le ha prometido a los mexicanos y que, a casi 30 días de haber asumido el cargo como titular del Poder Ejecutivo, se encarga de recalcar y recordar.

Anuncios

Más que llamar la atención, es preocupante el tono y lenguaje combativo que usan algunos de sus colaboradores y el propio presidente, para descalificar a una oposición disminuida y urgida por reposicionarse en el mapa político, acaparado por el partido Morena y sus aliados.

Si bien el país pide a gritos una serie de cambios en materia política, social y económica, quizás la estrategia usada hasta ahora por el equipo presidencial de AMLO para transmitir esas ideas no ha sido la adecuada, pues todos hemos sido testigos del choque que se ha producido entre el Poder Ejecutivo y el Judicial en la batalla para regular los salarios de los funcionarios públicos y adecuarse a las nuevas medidas de austeridad, a la "justa medianía" y los nuevos tiempos políticos.

No es tarde para corregir el rumbo y llamar a la unidad

De lunes a viernes, a las 7:00 de la mañana, el presidente hace acto de presencia en el Salón Tesorería de Palacio Nacional para comparecer ante los medios de comunicación en un ejercicio, que la oficina de comunicación social ha definido como transparente, de acceso libre a la información y sin censura para comunicar las acciones del nuevo Gobierno.

El tiempo será quien nos diga el costo político que generará la falta de un orden en la sesión de preguntas y respuestas y la contundencia para ofrecer respuestas claras parte del presidente, en temas puntuales o de coyuntura que pueden no ser los de mayor prioridad para la administración en ese momento, pero sí para quienes observan todos los días el desarrollo y comportamiento de cada integrante y colaborador de la nueva administración federal.

Anuncios
Vídeos destacados del día

Aunque es pronto para calificar como errores mortales la serie de tropiezos que han tenido los colaboradores y el propio presidente, nunca es tarde para corregir el rumbo y llamar a la unidad de todos los sectores del país, sin importar las diferencias, posturas e ideologías sobre los temas que día a día le preocupan a los mexicanos.

En la búsqueda de una mayor participación ciudadana en México

Quienes también deben jugar un papel central en esta nueva etapa de la vida pública del país es la sociedad, tomándole la palabra al presidente y comenzar a ser factor de cambio, buscando una mayor participación en las decisiones de la vida pública del país.