Cuando hablamos del Mount Rushmore de las MMA, debemos mencionar a Georges "Rush" St-Pierre. GSP fue un campeón legendario en peso welter y un arte marcialista en toda la palabra. El canadiense siempre fue un ejemplo de disciplina antes, durante y después de sus combates. St-Pierre logró ser campeón welter en dos ocasiones y con 13 victorias en peleas de título. Las 9 nueve defensas consecutivas en uno de esos reinados, quedará para la historia como uno de los períodos más dominantes para cualquiera en la UFC ( comparable a las 14 de Silva y 16 de Jones).

GSP (26-2 en su carrera) tomó inspiración en peleadores como Royce Gracie y en la conferencia de prensa que dio en Canadá sobre su retiro, dio crédito a su coach Firas Zahabi. El éxito de GSP viene derivado de una gran disciplina y un talento natural en las que no eran su especialidad. Muchas de las peleas de GSP, las ganó con un wrestling de elite, a pesar de que enfrentaba a rivales con background en NCAA. GSP tuvo sus bases principales en ser cinta negra 3er dan en karate, además del conocido Gaidojutsu (catch wrestling combinado con muay thai y locks de judo) del reconocido Greg Jackson.

GSP dominó su era en los pesos welter gracias a su especialización en diferentes disciplinas

Georges-St Pierre tuvo una carrera en las MMA de 17 años, siendo 15 en el Ultimate Fighting Championship. St-Pierre se retiró en lo más alto con una racha de 13 victorias (9 siendo parte de su histórico 2do reinado como campeón welter). La disciplina de GPS dentro y fuera del octágono, deberían ser un ejemplo actual para muchos peleadores que abusan del trash-talking. Su filosofía siempre ha estado basada en el código Bushido japonés.

GSP tiene la distinción de ser de los más grandes en la historia de su deporte.

GSP siempre tuvo esa imagen de honorabilidad del código Bushido, desde usar un gi para salir al octágono, además de su tatuaje en el pecho con un kanji en japonés, que significaba jiu jitsu. GSP nunca tuvo problemas para dar el peso y fue de esos pioneros en las MMA en tener diferentes coaches de diferentes disciplinas. GSP tuvo esa ayuda de la especialización de diferentes coaches, para ser tan completo en su accionar, dentro de la UFC.

St-Pierre tuvo en Freddie Roach a su head coach en boxeo, además de Phil Nurse con su entrenador de muay thai. El reconocido Phil Danaher fue su entrenador personal de jiu jitsu brasileño.

El estilo de pelea de St-Pierre lo hizo un rival virtualmente invencible en el octágono

GSP tuvo guerras en el octágono y siempre se pudo reponer de derrotas como ante Matt Hughes y Matt Serra (sus únicas 2 derrotas en la UFC). En ambas pudo vengar la derrota y ganar el cetro welter. Su 2do reinado de 9 defensas tuvo víctimas como Jon Fitch, Josh Koscheck, BJ Penn, Nick Diaz, Carlos Condit y Johnny Hendricks.

GSP era un atleta especial y más con ese jab relampagueante, que sentaba las bases de toda su estrategia. St-Pierre siempre usaba ese jab y patadas a las piernas temprano en la pelea para quitar la base a su rival y más tarde ejecutar sus takedowns con o sin cambio de nivel. Todo esto le hacía perder confianza a sus oponentes en cuanto a su striking.

St-Pierre también tenía en su Superman Punch un golpe que se volvió icónico en su arsenal y más tarde en todas las MMA. GSP podía ser letal en su pelea de pie e ir controlando el ritmo de la pelea además de las tarjetas; en cualquier momento su rival se olvidaba de un posible takedown.

El striking de GSP siempre entrando y saliendo y con un movimiento excelso de pies al jamás ser un blanco fijo.

El parado de GSP siempre fue letal porque estando con el compás bien separado, podía tirar el jab o un derribe (todo dentro del mismo stance). Lo increíble de St-Pierre es que su wrestling siempre resultaba ser mejor que varios peleadores con background más grande como el ser All-American. Finalmente, en el striking, GSP podría ir por una low kick y que su rival mordiera el anzuelo; de esa manera podía tirar buenas patadas altas a la cabeza.

Encima de todo, GSP puede usar sus derribes de knee tap para medicina contra rivales, que lo empujen contra la reja en el clinch. Por algo siempre será una leyenda. Un peleador casi invencible.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más