Representantes del senado de México solicitaron mayor respeto a los derechos humanos de los migrantes, ante las medidas que a partir de esta semana comenzó a ejecutar el Gobierno de Estados Unidos, para deportar inmediatamente y sin juicio, a los migrantes de su territorio.

Los senadores Martí Batres Guadarrama y Ricardo Monreal Ávila, pertenecientes al partido Movimiento Regeneración Nacional, Morena, afirmaron que "México debe insistir en más respeto a los derechos humanos de los migrantes".

Monreal Ávila, quien preside la Junta de Coordinación Política del senado, se refirió a la deportación que inició EEUU esta semana y la calificó de “delicada”. Agregó que "el Gobierno de México tiene la responsabilidad de exigir el cumplimiento de las diferentes convenciones, además de los acuerdos internacionales, con la finalidad de respetar los procesos migratorios legales y ordenados".

Menos represión para los solicitantes de asilo

El senador Monreal Ávila agregó que también es necesario insistir en “el cese a este tipo de represión, porque representa un terror para las personas que viven en Estados Unidos y están indocumentados.

Muchos migrantes provienen de Centroamérica, pero una parte importante está conformada por mexicanos”.

Por su parte, el presidente del senado, Batres Guadarrama, señaló que el Gobierno de México, debe mantener una posición de respeto en relación a los derechos humanos y no debe olvidar que la migración consiste en un derecho humano y esto es fundamental.

La migración desde Centroamérica

El flujo migratorio se ha incrementado considerablemente durante los últimos meses, debido a la conformación de numerosas caravanas de migrantes que han llegado a México.

La mayoría de las personas integrantes de estos grupos provienen de naciones como El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Honduras, quienes en reiteradas ocasiones han expresado que abandonan sus naciones de origen por las fuertes carencias económicas y sociales.

Las caravanas de migrantes han estado conformadas por niños, mujeres, hombres, ancianos, mujeres embarazadas e inclusive chicos y jóvenes que viajan solos; lo cual ha significado un desafío para el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en vista de la urgente necesidad de acondicionar rápidamente albergues temporales para ofrecerles refugio seguro.

Ante los recientes procesos de deportación de estos ciudadanos desde Estados Unidos, los representantes del senado de México solicitan más respeto y tolerancia; en vista de los grandes esfuerzos que se realizan actualmente para controlar el flujo migratorio en diferentes estados del país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más