El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debe cambiar su discurso racista y xenofóbico hacia Latinoamérica, el cual ha estado difundiendo desde el año 2017, cuando arribó a la Casa Blanca. Los cambios en el discurso presidencial del magnate son necesarios, debido a los efectos negativos que está ocasionando en la población de migrantes que residen en EEUU desde hace décadas y que han contribuido con su Trabajo a fortalecer la economía estadounidense.

Los resultados de una encuesta realizada por la empresa de consultoría Hamilton Proyect, revelan que la mano de obra hispana tiene una alta incidencia en el rendimiento socio-económico de EUA, debido principalmente a que muchas de los migrantes se desempeñan en oficios técnicos o que no ameritan estudios universitarios.

Los trabajadores hispanos son importantes y necesarios para las empresas estadounidenses

La mayoría de los migrantes hispanos que trabajan en Estados Unidos realizan labores como: carpinteros, electricistas, obreros de construcción, choferes, taxistas, agricultores,mesoneros y trabajadores de limpieza; mientras las mujeres migrantes se desempeñan como niñeras, amas de casas, secretarias, oficinistas, ama de llaves, camareras, meseras o vendedoras; entre otros oficios sencillos, que no ameritan una elevada formación académica o universitaria.

Los latinoamericanos que residen en Estados Unidos, muchas veces no cuentan con los recursos económicos necesarios para cursar estudios universitarios y en sus países de origen solo adquieren una formación académica muy básica; por este motivo al trasladarse para vivir y trabajar en Estados Unidos realizan trabajos como personal de base, pero no como profesionales, con postgrados, doctorados o masters.

Adicionalmente, los hispanos al llegar a EEUU no saben hablar inglés, pero una vez que ha pasado en tiempo logran aprenderlo rápidamente y se convierten en bilingües. Estados Unidos tiene una amplia oferta de empleo para los latinoamericanos, y esto se debe principalmente a que los estadounidenses nativos prefieren realizar trabajos de un nivel superior y no se interesan por realizar oficios que están destinados, en su mayoría, a la población latina.

Si Estados Unidos necesita de la mano de obra latinoamericana para poder mantener a flote su economía, no se justifica que el presidente Donald Trump continuamente mantenga un discurso de discriminación, odio y racismo hacia los latinoamericanos y los deporte a sus naciones de origen, junto a sus familias.

Latinos no pueden hacer turismo en EUA

Actualmente, es muy difícil conseguir los documentos para vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos, debido principalmente a la política migratoria de discriminación y xenofobia de Trump.

Su administración gubernamental ha cerrado embajadas en naciones hispanas para que las personas no puedan solicitar, ni siquiera la visa de turista. Esto quiere decir que, ahora los latinoamericanos, ni siquiera pueden viajar a Estados Unidos a hacer turismo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más