La contaminación de los mares y ríos por plásticos sigue en aumento en muchos países, aun las empresas y los gobiernos no llegan a un acuerdo para mayor control sobre las emisiones perjudiciales, que llegan a las aguas oceánicas por tierra o por embarcaciones. Tan solo en el 2019, la Fundación Ellen MacArthur, reportó que 8 millones de toneladas de desechos plásticos terminan en el océano.

Durante el 2019 muchas fueron las voces que se escucharon a nivel internacional sobre la urgente necesidad de atender esta grave problemática, que continúa extendiéndose. Destacó en el 2019 la original participación de la joven ambientalista Greta Thunberg, quien movilizó a centenares de manifestantes en América y Europa, para salir a luchar por un cambio que proteja al ambiente y al planeta.

Sin embargo, los resultados hasta ahora no satisfacen las expectativas de las organizaciones sin fines de lucro y de mucha gente.

Sin duda, que al menos se ha comenzado a gestar un cambio en la mentalidad de muchas personas, especialmente en los niños y jóvenes, que representan el futuro de las naciones. Una transformación en las mentalidades ha sido positiva, para crear conciencia colectiva sobre la gravedad de contaminar el mar y no colaborar con las labores de reciclaje. Este es solo el comienzo de un largo camino por recorrer.

Industrias y contaminantes

Los efectos positivos de los procesos de industrialización que se desarrollan en muchos países, se opacan cada día, mientras no exista un control estricto sobre los desechos sólidos, que redundan en los graves daños del cambio climático.

Más lluvias, nevadas inclementes, larguísimas inundaciones y climas excesivamente fríos seguirán azotando el planeta durante el 2020. Estos fenómenos representan un aumento de la pobreza, por los efectos devastadores que dejan en las comunidades, tal como se ha visto en México este año 2019.

El problema contaminante debería haberse controlado hace años, antes que se agravara aún más y representara un grave daño para las especies marinas.

La organización Life Out Of Plastic reportó que existen estadísticas que señalan que el 70% del plástico que arriba a los océanos se hunde y solamente se puede ver el 30%.

Más hoteles para México demandarán estrictos controles ambientales

La extensión de las redes hoteleras en México es uno de los proyectos económicos anunciados por López Obrador para los próximos 5 años de Gobierno.

Sin embargo, se hace necesario recordarle a las autoridades la importancia de establecer en estas nuevas obras de infraestructura turística, planes efectivos sobre el control de desechos sólidos para proteger el ambiente y las aguas oceánicas de México, las cuales ya están afectadas por este gran problema.

Mientras, tanto Thunberg seguirán dando que hablar, acompañada de los millones de ciudadanos que demandan a gritos mayor protección sobre el ambiente. Se han unido a esta causa importantes personalidades, y aunque aún no hay resultados concretos, se espera que sigan luchando en el 2020 para encontrar el camino hacia un futuro mejor, por el bien de las nuevas generaciones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!