Durante estas fiestas navideñas se observa en las calles y centros comerciales un aumento del consumo, exacerbado por el interés de muchos padres de ofrecerles lo mejor a sus pequeños. Grandes regalos lujosos, como juguetes, ropas, zapatos, perfumes y otros se ven envolviendo en las exclusivas tiendas, frente a la sorpresiva mirada de otros, cuyo dinero apenas alcanza para comprar unos pocos alimentos para cocinar en Navidad. ¡Una gran diferencia, que parece no tener fin!

Aunque muchas organizaciones sin fines de lucro, todos los años revelan estadísticas de pobreza infantil y anuncian grandes planes para ayudar a los niños vulnerables a mejorar sus condiciones de vida, el problema de la pobreza continua azotando a millones de niños en México.

Se les ve pidiendo dinero en las cercanías del metro, luciendo ropas sucias y viejas, tienen un aspecto de abandono que, sin duda, demuestran precarias condiciones de salud, especialmente ocasionadas por una alimentación deficiente.

La Unicef reportó que el 59% de los niños mexicanos tienen dietas insuficientes

Este año el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, presentó sus habituales indicadores sobre la pobreza en México. En este sentido, dijo que la situación de la niñez y la adolescencia en el mundo continúan agravándose.

En su informe sobre la niñez, la comida y la nutrición, advirtió que la deficiente alimentación perjudica la salud de la infancia a nivel mundial; situación que es un reflejo de las grandes desigualdades sociales, que se fortalecen en las sociedades.

La Unicef reportó que el 59% de los niños de México, se alimentó en el 2019 con dietas poco balanceadas y, al menos, el 18% no tuvo acceso a frutas, ni verduras.

Esta situación se incrementó debido a factores como el cambio climático, que dejó en muchos poblados mexicanos más pobreza, por la destrucción de viviendas, carreteras, escuelas y comercios; además de extensas inundaciones en cultivos y sembradíos rurales.

Por otra parte, miles de familias lucen en redes sociales los extravagantes regalos que dan a sus hijos, muy especialmente en el mundo de la prensa rosa.

Gigantescos carros de competencias, casas de muñecas, joyería fina y ropa de diseñadores exclusivos son obsequiados a sus pequeños hijos, sin considerar que con ese dinero pudieran ayudar a la población infantil, que no tiene casi nada para comer.

Las promesas electorales frente a la pobreza de los niños y jóvenes

Los mexicanos esperan que las promesas electorales realmente se cumplan, porque la pobreza - especialmente en la adolescencia - ocasiona un aumento considerable de la inseguridad ciudadana. Los jóvenes en condiciones vulnerables pueden convertirse fácilmente en delincuentes, porque habitan en comunidades peligrosas.

El problema económico por la falta de recursos se convierte en una dificultad social.

Los próximos cinco años de este sexenio presidencial serán decisivos para el país. Muchas familias esperan resultados coherentes de los programas sociales implementados por el Gobierno de AMLO, su fluidez, permanencia y que realmente será útiles para ayudar a la infancia mexicana, que observa las Navidades de lujo que otros disfrutan en la calles más concurridas de muchas localidades, especialmente en Ciudad de México.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!