Uno de los fenómenos sociales que más impactó a los mexicanos durante el 2019 fue el extraordinario aumento del flujo migratorio que circuló por las calles de México durante 2019, un año durante el cual muchos ciudadanos mantuvieron altas expectativas sobre los anuncios gubernamentales de López Obrador, tras el inicio de este sexenio presidencial y por las urgentes necesidades socio-económicas que afectan a muchas familias.

En varias oportunidades, el desmedido aumento de los grupos de migrantes ocasionó quejas y reclamos de los mexicanos al Gobierno de AMLO, solicitando más control sobre la inmigración, debido a que muchos espacios públicos fueron invadidos por las caravanas, que crearon problemas como congestión vehicular, hacinamiento, secuestros, accidentes viales, fallecimientos, más enfermos y una alta demanda de asistencia médica, sanitaria, alimenticia y de alojamiento en albergues temporales.

Los refugios mexicanos para migrantes colapsaron durante el año 2019, debido al gran arribo de ciudadanos provenientes no solo de Centroamérica, sino también de Cuba y África; quienes defendieron su posición de haber abandonado sus países por las grandes carencias que enfrentaban. Por lo general, argumentaron que les faltaban empleos estables, asistencia hospitalaria, acceso a la educación, pérdida de cultivos por la contaminación de plagas, inseguridad ciudadana y un porvenir muy desfavorable para sus hijos.

Más migrantes y el aumento de los gastos para México

Frente a estos alegatos, muchos ciudadanos mexicanos demandaron más ayuda ante el fenómeno migratorio del 2019, debido a que actualmente los grupos vulnerables de México también exigieron atención del Gobierno para solucionar sus principales necesidades y aunque muchos migrantes no planeaban quedarse en México, sino continuar hacia Estados Unidos o Canadá, su tránsito por el país azteca generó nuevos compromisos económicos para la administración gubernamental.

Los migrantes representaron un aumento del gasto público en México durante 2019, debido a las fuertes necesidades que implicó para el país la llegada masiva de personas provenientes de otras naciones, quienes muchas veces no contaban con un alojamiento seguro o cuyo dinero se iba desvaneciendo con el trascurrir de los días.

Muchos hombres demandaron al Gobierno de México empleos temporales, mientras solventaban su estatus migratorio. Enfrentaron dificultades para atender las necesidades de sus esposas, hijos y abuelos; en más de una ocasión arribaron a México con mujeres embarazadas y ancianos. Esta situación también demandó la intervención de organizaciones no gubernamentales de derechos humanos para refugiados.

La pobreza golpeó a México por el mal clima

Mientras tanto, las familias mexicanas de escasos recursos se mantienen a la espera de soluciones a sus innumerables problemas, en varias ocasiones incrementados por fenómenos naturales como las intensas lluvias, extensas inundaciones, obstaculización de carreteras, deslaves, pérdidas de cultivos y destrozos de casas y comercios por el mal clima que azotó a México durante el 2019. Frente a esta realidad, la migración desproporcionada, generó más incertidumbres sobre el tiempo que deberán esperar, para que el Gobierno les ofrezca respuestas a sus grandes dificultades económicas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!