Los indicadores de pobreza presentados este año por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, Coneval, no fueron alentadores, tras señalar que el 52,4 millones de mexicanos viven en condiciones de pobreza, lo que representa un aumento en los últimos 10 años. Sin embargo, muchos son los planes sociales que inició este año el Gobierno de López Obrador, pero persiste incertidumbre en la población y dudas sobre sí realmente ayudarán a revertir esta tendencia, que mantiene atentos a muchos observadores internacionales.

Aun así, México sigue atrayendo a numerosos inversionistas foráneos, quienes confían en las fortalezas de la economía de esta nación norteamericana y anunciaron su interés en participar en las grandes obras anunciadas en el país, como el Tren Maya y los grandes complejos hoteleros, que comenzarán a construirse el próximo 2020, especialmente en las grandes regiones costeras.

Son síntomas positivos para la nación, que seguramente dejarán su huella en la generación de nuevos empleos y en la reactivación de empresas prestadoras de servicios conexos al turismo, pero aún hay dudas sobre si serán realmente suficientes para sacar de la pobreza a muchas familias mexicanas, que habitan en regiones y poblados con grandes carencias.

Más feminicidios y secuestros se registraron en México en 2019

Los mexicanos siguen manifestando su inconformidad con muchos de los planes y políticas anunciadas por el Gobierno de AMLO, porque siguen siendo víctimas de grandes debilidades sociales, como el acceso al empleo formal y el creciente aumento de la inseguridad ciudadana, tras el aumento de la criminalidad registrada este año, producto del alza de feminicidios y secuestros.

Algunas entidades mexicanas reflejaron síntomas alentadores

De acuerdo a los reportes que presentó Coneval, en los últimos diez años se han logrado algunos avances para ayudar a la gente a salir de la pobreza, pero no son suficientes. Al menos, en 24 entidades se redujo la pobreza entre los años 2008 y 2018, entre ellas: Hidaldo, Aguascalientes y Tlaxcala. Mientras, en otros estados aún hay mucho camino que recorrer, como el Chiapas, Guerrero, Veracruz y Oaxaca.

En algunas de estas entidades la pobreza aumentó nuevamente, debido a los destrozos que produjeron las fuertes lluvias y que dejaron daños en centenares de viviendas, entre otras infraestructuras que quedaron parcialmente o totalmente deterioradas.

Aumentó la desigualdad social en todo el país

Como complemento, México mantiene una alta desigualdad social entre las zonas urbanas y rurales. El organismo reportó que en los poblados se observan niveles de pobreza del 55,3%, mientras en las ciudades este indicador bajó a 37,6%.

Los mexicanos continúan a la expectativa sobre los planes de Gobierno que deberá consolidar AMLO en los próximos cinco años.

Consideran que los programas sociales hasta ahora han sido insuficientes, la gente continúa necesitando de más empleos estables y bien remunerados, especialmente en las zonas agrícolas, regiones que siguen demandando incentivos y mejoras para ayudar a las familias a salir de la crisis.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!