Desde el arribo de la epidemia por Coronavirus a Estados Unidos, la población comenzó a alarmarse cada día más debido al incremento progresivo de los fallecimientos que - hasta ahora - ascienden a 9 víctimas, mientras crecen las amenazas sobre un progresivo incremento del número de contagios y nuevos decesos.

Los estadounidenses temen porque las medidas sanitarias anunciadas por el presidente Trump no pudieran resultar tan efectivas, como lo asegura el mandatario. Los casos registrados en el crucero, cuyos pasajeros contagiados fueron trasladados de emergencia a EEUU se combinan con los nuevos pacientes de una residencia de ancianos, donde lamentablemente ya hay víctimas mortales.

Las medidas adoptadas por el Trump con respecto al desarrollo de una vacuna que detenga el COVID-2019, junto a la aparición de medicamentos no cumplen con las expectativas de los ciudadanos, porque contradicen con la trágica situación sanitaria que enfrenta esta nación.

El temor de la gente a ser contagiada

Muchos sectores poblacionales de EEUU se sienten vulnerables, con relación a un posible contagio con Coronavirus y las medidas siguen siendo insuficientes. Realmente la gente se siente, en el fondo, un poco desconsolada y hasta desasistida, porque los fallecimientos son una realidad, que pudiera seguirse extendiendo por todo el país.

El Gobierno anuncia que posiblemente se suspenderán las actividades en algunas comunidades, si fuera necesario, especialmente la suspensión de las clases, las actividades laborales y comerciales, pero esto no parecería un obstáculo para impedir que el Coronavirus avance y una muestra de ello son los decesos ocurridos en el hogar de ancianos.

Evidentemente, estas personas tenían muy pocas actividades fuera de este centro, pero igualmente resultados contagiados con este terrible virus, que azota al mundo.

Temen que el Coronavirus en Estados Unidos podría dejar tantos muertos como en China

Los ciudadanos investigan cada vez más sobre el Coronavirus y han exigido a Trump tomar medidas más enérgicas.

Sin embargo, están conscientes que China no pudo hacer nada, y resultó con un desalentador saldo de fallecidos. Frente a este devastador panorama, muchos estadounidenses temen que pueda ocurrir lo mismo en su territorio.

Muchas familias ya comenzaron a abastecerse de algunos suministros básicos, como medicinas antigripales y mascarillas tapa bocas, además de otros insumos.

Pero aún falta mucha información, que sea útil para orientar más a la población. Consideran que el presidente debió ser más sincero y no presentar un panorama tranquilizador, cuando la realidad es otra. El Coronavirus sí se propagó en Washington y temen por su Salud, por la vida de sus familiares, de sus amigos y por ellos mismos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!