La celebración del Día Internacional de la Mujer se realizará este año, como es costumbre mañana 8 de marzo, afortunadamente será un domingo y se espera la asistencia masiva de muchas personas, no obstante, este encuentro estará marcado por grandes tristezas y preocupaciones, como resultado de la ola de feminicios que - desde el año pasado - ha crecido en el país y que se está extendiendo hasta la niñas.

¿Qué van a celebrar las mujeres de México durante este Día tan especial para ellas? Pues no hay nada que celebrar, al contrario, la convocatoria debe centrarse en la protesta por la cantidad de mujeres mexicanas, madres, jóvenes, profesionistas y amas de casa, que lentamente han pasado a formar parte de una extensa lista de feminicidios, que mantiene conmocionado a todo el país.

Afortunadamente, los movimientos feministas de Ciudad de México comenzarán a alzar su voz, pero la gente no solo quiere escucharlas, sino ver que se detenga la criminalidad hacia la mujer mexicana. Estos grupos se congregarán en la explanada del Monumento de la Revolución, a la 1:30 pm. Tienen previsto dirigirse hacia el Zócalo y detenerse en la Antimonumenta, frente al Palacio de Bellas Artes.

La mujer mexicana no quiere sentir miedo

Otras protestas en contra de esta lamentable situación contra las féminas están programadas a realizarse mañana en Yucatán, Quintana Roo, Guanajuato, Guadalajara, Querétaro, Durango, Puebla, Nuevo León, Baja California, Coahuila, Sonora y Chihuahua. Estas actividades tienen como propósito exigir a la administración de Andrés Manuel López Obrador la aplicación de medidas eficientes, rápidas y directas para controlar esta problemática, que afecta a todas las mujeres mexicanas y especialmente a las adolescentes, embarazadas, ancianas o discapacitadas por su vulnerabilidad.

El aumento de los feminicidios no tiene precedentes en México. Un país hermoso, que recibe millones de turistas extranjeros todos los años. El Gobierno ha anunciado un Plan Nacional de Infraestructura para el sector turístico, dirigido a mejorar todos los servicios que esta hermosa nación le ofrece a los viajeros, tanto nacionales como internacionales.

Pero, la ola de criminalidad hacia la mujer es altamente negativa y todos los beneficios proyectados para la nación pueden desmoronarse, si esto continúa así.

Millones de voces mexicanas se escucharán este 8 de marzo

Las mexicanas no quieren sentir miedo de andar en la calle. No quieren tener temor a usar el metro, un taxi, un bus o caminar por las avenidas.

No quieren tener miedo por sus hijas, hermanas o sobrinas. Un país tan especial, con grandes potencialidades económicas, sociales y turísticas debe encontrar el camino para salir de la desgracia, que suponen los actos delictivos hacia la mujer. La fuerza de las mexicanas se levantará este 8 de marzo, esperaremos a ver si alguien nos escucha.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!