El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, la oportunidad es propicia para que centenares de manifestantes se reúnan para protestar, ante las crecientes injusticas que afectan a este sector poblacional, a partir de la criminalidad que cada día deja más víctimas mortales en este país de Norteamérica.

El domingo 8 de marzo será especial por las diferentes marchas, que se realizarán en la capital del país, Ciudad de México y en otros estados, durante las cuales participarán diferentes sectores de la sociedad, como organizaciones activistas y de derechos humanos, las cuales han desarrollado amplios trabajos de apoyo, pero aún no han encontrado soluciones concretas que ayuden a la gente, ante la creciente ola de violencia de género.

Las mujeres no solo son las víctimas, también se ha trasladado este grave problema hacia las niñas, reportándose casos graves, de secuestro, abuso sexual y asesinato. Las marchas llevarán varios mensajes al Gobierno, a veces redundantes, pero demuestran que no le temen al cansancio, hasta que sus ruegos sean escuchados.

El 9 de marzo las mujeres mexicanas se quedarán en casa

El día lunes 9 de marzo se realizará una actividad especial. No habrá clases para las niñas, jóvenes, mujeres o adultas mayores. Las amas de casa no trabajarán y las mujeres tampoco saldrán a la calle, todas se quedarán en casa. El objetivo es promover el ausentismo de la mujer, para reconsiderar el valor que tienen en la sociedad.

Los grupos de activistas organizados consideran la necesidad de ofrecerles una mano a quienes sufren.

Aunque la violencia contra la mujer es el principal motivo de las manifestaciones, también se protestará para exigir ayuda frente a otras problemáticas, como: la precariedad de los salarios, el acceso al empleo formal, la discriminación laboral, la falta de oportunidades académicas; entre otras dificultades, que siguen afectando el normal desenvolvimiento de la mujer en la sociedad.

Las mujeres mexicanas no quieren vivir con miedo

En el caso de la criminalidad hacia la mujer, las manifestaciones quieren demostrar lo difícil que es vivir con miedo, por los problemas que desencadena la ola de violencia. Las mujeres no se sienten cómodas en las calles mexicanas y esto se convierte en una severa limitante, porque le imprime lentitud a todo lo que necesitan hacer para salir adelante.

Ir a la universidad con miedo, salir a comprar con temor, estar asustadas en el metro, en el bus; definitivamente no es justo. Por este motivo, muchas se unen hoy para alzar su voz y solicitar ayuda.

Muchas quieren escuchar cuentos hermosos de prosperidad y avance para ellas, porque la mujer mexicana se lo merece. No quieren oír historias tristes y colmadas de dolor. Quieren dar buenos ejemplos a sus hijas y nietas. El Día Internacional de la Mujer en México deberá servir de ejemplo para otras naciones y la unión de las mujeres se reforzará para demandar soluciones a la grave crisis, que no corresponde a la sociedad civilizada que México tiene y puede ofrecerle al mundo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!