La desnutrición infantil se incrementará en Latinoamérica, a partir del mortal Coronavirus que azota a la región y ocasiona un gran desabastecimiento alimenticio en muchos hogares. El confinamiento obligó a más de 80 millones de chicos a quedarse en casa, por lo cual actualmente no reciben la alimentación escolar en las instituciones educativas públicas.

Según el Programa Mundial de Alimentos, PMA, el cierre de las escuelas es una de las medidas sanitarias que actualmente se están aplicando en más de 172 países, con el objetivo de frenar la propagación del Covid-19.

La PMA informó que, al menos, 364 millones de niños en el mundo perdieron el acceso a las comidas escolares, debido a la suspensión de las actividades académicas en los colegios por la pandemia del Coronavirus.

En el caso de América Latina, los efectos devastadores del Covid-19 impactarán al sector poblacional infantil, porque numerosas familias padecen insuficiencia alimentaria, por la pérdida de sus empleos, lo que revela que en muchos hogares latinoamericanos no hay comida.

La mayoría de las escuelas de países como Brasil, Colombia, Perú, Bolivia y Chile tienen comedores infantiles, cuyos costos son financiados por aportes gubernamentales, con el objetivo de reducir los niveles de desnutrición de los niños. Sin embargo, esta situación ahora ha empeorado y son muchos los chicos que tienen una dieta muy insuficiente en sus hogares. Entre los alimentos que los niños no comen se encuentran: la carne, el pollo, pescado, leche o quesos.

Los programas de alimentación escolar deben mantenerse en América Latina, pese al confinamiento por Coronavirus

El PMA informó que los niños que asisten a escuelas subvencionadas en la región, no solo reciben educación, sino también comidas nutritivas vitales para el sano crecimiento de este sector poblacional.

Adicionalmente, el hecho de ofrecerles alimentos también se ha convertido para los padres en un incentivo para escolarizar a sus niños pequeños. Esta es una situación muy común en áreas rurales o regiones con altos niveles de pobreza.

Desde comienzos de este año 2020, la situación económica de muchas naciones comenzó a tambalearse, básicamente por factores como la caída de los precios del petróleo y la falta de combustibles en muchas naciones.

Actualmente, la carencia de gasolina es ocasionada por la paralización de las actividades laborales en muchas empresas petroleras, debido al confinamiento por el Covid-19, lo cual empeora la distribución terrestre de alimentos.

Cajas y bolsas con alimentos son entregadas por algunos gobiernos latinoamericanos en las casas de familias pobres

En varias naciones latinoamericanas, funcionarios gubernamentales están entregando alimentos en las puertas de las casas a las familias con precarias condiciones de subsistencia, básicamente cajas con comidas como: granos, arroz, espaguetis, leche, azúcar y aceite de maíz.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!