Recordando un poco a Nickelodeon, tomando en cuenta el dicho aquel que dice que recordar es volver a vivir... porque obviamente todos queremos vivir más. ¡Qué bonita frase, verdad! Para los más viejos, suena sacada de una canción de Alex Lora del Tri de México y sus piedras rodantes, pero no, esta vez si estamos hablando en serio. Quiero que recordemos aquellos momentos en los que crecimos viendo el televisor, a mis 27 años en pleno 2020, la generación a la que pertenezco no creció con una tablet o una laptop con internet de 25 gb de velocidad, ni con 10.

Eran otros tiempos, otras épocas donde la sencillez reinaba en la tecnología.

Así que podríamos pasar horas y horas enfrente del televisor sin distraernos con otra cosa. Los niños no veíamos documentales de sirenas y ovnis, evidentemente buscábamos contenido para nuestra edad y Nickelodeon era uno de ellos. Por cierto, era un excelente contenido televisivo. Eran finales de los 90´s y principios de la primer década del 2000, las únicas preocupaciones eran la tarea de la escuela, los rumores del Chupacabras o el SIDA, y ya.

La programación estrella de Nickelodeon

En los 90´s, el Nickelodeon del pasado, todas eran producciones grandes y hermosas, fueron parte de nuestra formación, de nuestra infancia y les tenemos un aprecio especial. Empezando por Rocko´s modern life, o su traducción en español, La vida moderna de Rocko, quien nunca supimos que animal era.

Contrario a la creencia popular de que era un perro, en realidad él tenía un perro como mascota. Como dato curioso, se dice que era un Walabi (un mini canguro). La vida le ponía diariamente un obstáculo y la trama trataba de la resolución del problema.

Tambien recordamos a Doug, protagonizada por Doug Narinas, un niño de chaleco verde, tenis rojos y una nariz enorme que estaba aprendiendo a vivir.

Se expresaba así mismo con un diario personal, algo que hoy en día casi nadie tiene. Las redes sociales como Facebook o Twitter han remplazado esa costumbre de escribir tu día a día.

Hey, Arnold! La joya de la corona. Esta serie fue y será una de las mejores creaciones historia-animación que han existido en la historia de la humanidad.

Sin duda, Nickelodeon le dio al clavo. Tenía cabeza de balón de fútbol americano, vivía en Nueva York, era huérfano y vivía con sus abuelos. ¡Todo un clásico! Las primeras temporadas eran excelentes, por mala fortuna, el guión de la serie se fue degradando.

Podemos nombrar mucho más como Rugrats: Aventuras en pañales, Aaahh!!! Real Monsters, Los Castores Cascarrabias, Clarisa lo explica todo, ¿Le temes a la oscuridad?, Kenan&Kel, Los Thornberrys, CatDog, Ginger, Rocket Power, Ren & Stimpy y la lista puede continuar por muchos renglones más. Esos tiempos que jamás volverán se recuerdan con mucho amor.

Nickelodeon y sus nuevas generaciones

Hay un antes y un después de Bob Esponja, a pesar de que es la serie animada más importante de todos los tiempos, fue algo que a muchos no nos llamó la atención y abandonamos poco a poco a Nickelodeon.

Así se perdió la infancia de toda una generación.

Haciendo una mención especial, antes de pasar a la decadencia o epoca de oro del canal, Nickelodeon tuvo buenas producciones como Drake & Josh, Ávatar: la leyenda de Aang, Jimmy Neutron, Danny Phantom, Los Padrinos mágicos y para un público más pequeño, pero con gran éxito, Las pistas de Blue y Dora la exploradora, pero ahí se acabó.

Los últimos intentos de Nickelodeon

Surgieron los últimos intentos como Zoey 101, iCarly, Big Time Rush, Victorius y comenzó la decadencia con producciones que ya no vale la pena mencionarlas. No cabe duda que los niños de ahora perciven la Televisión de manera diferente y que poco a poco las plataformas digitales con sus redes sociales irán sustituyendo a estas series, abriéndole paso al futuro.

Gracias, Nickelodeon, es una lástima tu estado actual. Esa poca calidad nos duele mucho.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!