Los grupos de migrantes alojados temporalmente en los refugios mexicanos mantienen temor por la pandemia de COVID-19 que azota al planeta y que actualmente se expande en esta nación, por lo cual requieren de medidas sanitarias estrictas para evitar contagios.

Las condiciones de estos albergues muchas veces no son las más adecuadas para atender los requerimientos sanitarios de esta población vulnerable, que arribó a México con la esperanza de encontrar mejores condiciones de vida, además de que aún permanece en ellos interés de continuar su travesía hacia Estados Unidos y Canadá.

Algunas medidas epidemiológicas anunciadas por el Gobierno de AMLO destacan que es necesario el distanciamiento social, utilizar mascarillas y guantes, evitar compartir utensilios para comer, además de baños regulares y limpieza continua de las manos.

Sin embargo, es necesario reflexionar sobre las posibilidades reales que tienen los migrantes en los albergues de cumplir con estas normas básicas de prevención sanitaria para evitar nuevos contagios.

Inmigrantes en refugios mexicanos requieren más controles sanitarios por la pandemia

Los refugios para inmigrantes, que en su mayoría provienen de Centroamérica, están colmados de cualquier cantidad de gente de diferentes niveles de edades, como embarazadas, niños, bebés, ancianos, mujeres y hombres que decidieron realizar una larga travesía y finalmente permanecen en México.

Es importante señalar que ciertamente el Gobierno de López Obrador realiza diferentes labores para ayudarlos como, por ejemplo: censos, planes de alimentación, dotación de alimentos, medicinas, ropas y calzados; pero ante la propagación del coronavirus es necesario conocer las medidas sanitarias que se aplicarán a estos grupos, así como su efectividad para evitar la propagación de esta enfermedad.

La pandemia por COVID-19 está siendo gestionada deficiente en México, porque los contagios han crecido en las últimas semanas y desde el inicio de esta emergencia sanitaria, el Gobierno de AMLO le restó importancia a esta emergencia de Salud, que mantiene aún en confinamiento a muchas naciones. La flexibilización de la cuarentena por COVID -19 inclusive ha ocasionado nuevos contagios.

El contagio por COVID-19 y los inmigrantes en México

Los migrantes representan un sector especialmente vulnerable, debido a la falta de empleos estables que les permitan obtener ingresos económicos suficientes durante su permanencia en territorio mexicano, lo que hace que dependan en gran medida de la ayuda gubernamental.

En este sentido, el número de contagios podría comenzar a crecer entre estos ciudadanos, básicamente por la insuficiencia de programas efectivos en algunos albergues, en muchos de los cuales sigue existiendo carencia de servicios básicos como el agua.

Otro de los aspectos a considerar es que muchas veces los migrantes duermen en colchonetas en el piso, porque los refugios no disponen de camas para alojar con más comodidad a estas personas, situación que contradice a las normativas dirigidas a mantener la higiene para evitar nuevos casos.

Las medidas de control sanitario deben servir para educar la población de migrantes alojados en los albergues, debido a que muchos aún anhelan arribar a los controles fronterizos de Estados Unidos o regresarse a sus naciones de origen por la gravedad internacional provocada por la pandemia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!