El precio de las materias primas se suele medir en dólares estadounidenses, pero es importante conocer ¿qué es el mercado de futuros? Supongamos que se vende hoy una caja, que tiene adentro un billete de 20 pesos. La caja se vende hoy por 100 pesos. Si se paga hoy, el cliente da 100 pesos, se entrega la caja y la operación ya está cerrada.

Pero ahora imagina que el intercambio del dinero y la caja se hará dentro de 1 mes, pero dentro de 15 días yo voy a sacar el billete de 20 pesos de la caja. Si dentro de 1 mes tú me das los 100 pesos y yo te doy la caja, te encontrarás con que dentro de la caja ya no está el billete de 20 pesos, y eso no es justo, porque no se puede pagar lo mismo por esa caja (100 pesos) haya o no haya dentro un billete de 20 pesos.

Así que si la operación se cierra después de que yo haya sacado el billete de 20 pesos de la caja, lo lógico es que tú me pagues 80 pesos por la caja (ya sin el billete de 20 pesos), en lugar de los 100 pesos que me ibas a pagar cuando la caja tenía dentro el billete de 20 pesos. Ese billete de 20 pesos es el dividendo de las acciones, y la caja es la acción. ¿Me expliqué bien?

Las fechas y los importes de los dividendos los deciden las empresas, no los mercados de futuros

No es lo mismo que tú y yo acordemos hoy una compraventa de acciones de "Empresa A" el 5 de noviembre, si desde hoy al 5 de noviembre no va a pagar dividendo, o lo pagará de 0.20 pesos, ó de 0.50 pesos, etc. Lógicamente el precio que acordemos tú y yo tiene que ser distinto en cada una de estas situaciones.

Y eso es lo que refleja el precio teórico de los futuros.

No siempre se paga dividendo antes de la fecha de vencimiento. Por ejemplo, tú y yo podríamos acordar hoy la compraventa de 1 futuro sobre "Empresa B" que tuviera vencimiento dentro de 1 mes, y que en ese mes "Empresa B" no pagase ningún dividendo.

Hay que tener en cuenta que sólo se debe invertir aquello que no nos preocupe perder.

Referente a los futuros, podemos notar por ejemplo la relación entre la moneda de reserva internacional por excelencia (USD) y las materias primas.

Cuando el dólar estadounidense tiene tendencia a la baja, este debilitamiento repercute en los metales, del mismo modo en la vulnerabilidad en los precios de la energía y la agricultura.

Ello debido a que esta moneda de reserva global es considerado un instrumento monetario en el mundo, por su estabilidad, desde el punto de vista económico y político.

Un dólar en alza tiende a lastrar los precios de las materias primas

Dado que el dólar es el mecanismo de fijación de precios de referencia para muchas materias primas, la caída del dólar presiona al alza los precios de las materias primas.

El oro es una moneda y una materia prima. La plata y el cobre siguen una tendencia similar al metal dorado. La caída del dólar ha sido un factor de apoyo para los precios de los metales preciosos e industriales.

A pesar de que hace meses (abril) los precios de los futuros del crudo cayeron de manera histórica al lado negativo, este se ha recuperado.

El debilitamiento del dólar fue otro factor que impulsó el precio de la materia prima energética.

Si revisamos los futuros de la soja, maíz, trigo y azúcar notaremos la recuperación

Las caídas del dólar entre el 2008-2011, nos podrían dar indicios acerca de las relaciones entre el debilitamiento del dólar y los registros del alza en las materias primas.

Debemos considerar que este debilitamiento es sólo un factor del total que influyen en los precios de las materias primas, contemplemos los niveles de estímulo monetario y fiscal... Esperemos las medidas favorables de los bancos centrales y los Gobiernos, de lo contrario podríamos esperar un alza histórico.

Cuando el precio del dólar cae, los extranjeros tendrán más poder adquisitivo y por lo tanto, aumentarán la demanda de esos productos, lo que a su vez provocará una subida en los precios de las mercancías.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!