Hace mucho tiempo que no sabemos demasiado de la carrera de Britney Spears, y cuando pasa, no es sino otro escándalo más, destacándose la fama que trajo al final de la década de los noventas desprendiéndose de su rubia cabellera.

Desde aquella imagen que conmocionara a sus fanáticos y al mundo entero, y luego de pasar un tiempo recluida en una clínica mental, un juez determinó que, a partir de ese momento, su padre, Jamie Spears, sería quien quedaría a cargo de la tutela de la cantante, haciéndose cargo, tanto de sus cuentas bancarias, como de su carrera musical.

Bien, al parecer Britney ha encontrado su tope y ha entablado una demanda en contra de su propio padre y todo ello para que le devuelvan su autonomía, pues por muchos años se rumora que es víctima de quien hasta la fecha la maneja y ha provocado en gran medida, muchos de los problemas que la cantante acarrea.

Britney tiene otra tutora

El hashtag que circula en redes, #FreeBritney, apoya la petición de Spears, para que su padre retire las manos de su manejo profesional y lo deposite en una de las que la cantante de Toxic, señala como su mujer de confianza: Jodi Montgomery.

En las últimas horas, además de las protestas en redes por la liberación de Britney, uno grupo de fanáticos se ha hecho presente en los juzgados en donde se desahogan las interpelaciones legales, y todo para sumarse al apoyo a la cantante, presionando a las autoridades para que fallen a favor de ella. Además, trascendió que uno de su ex esposos, Jason Alexander, se hizo presente en el mismo lugar para sumarse y decir que ella no está enferma mentalmente, sino que ha sido maltratada por quien la maneja.

Britney podría no prestarle mucha importancia su dinero

Se sabe también que una de las alternativas que la demanda de Britney Spears ofrece, es que ni ella, ni la que sería su tutora legal tendrían injerencia sobre la fortuna de la cantante y que esta quedaría en manos de un fiduciario o un grupo de especialistas financiero, todo esto, como estrategia para ganar el pleito, se especula.

En medio de toda la polémica, hay quienes no dejaron pasar la oportunidad de señalar que la vida de Spears siempre ha estado ligada a los conflictos familiares y que, en gran medida, los problemas que la rubia atraviesa, se deben en mucha parte, a sus padres quienes desde pequeña la explotaron para conseguir la fama.

Por lo pronto, las redes de la princesa del pop, son uno de los termómetros en que los fans de la también actriz, lanza mensaje de alerta a sus adeptos, pues, en repetidas ocasiones en que ellos la han invitado a vestirse de amarillo si cree que está en peligro, ella lo ha hecho, cosa que ha sumado a angustia de los que están pendientes de su salud.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!