A parte de la escasez económica y médica para enfrentarse con el nuevo coronavirus que surgió a finales del año 2019, México se enfrenta a las carencias sociales y políticas para dar frente a la violencia de género, que azota muy fuerte en los últimos años dentro de la República Mexicana.

Contexto de la República Mexicana ante la violencia de género

México es un país que tiene altos índices de violencia, inseguridad en las calles públicas, allanamiento de casas, corrupción, entre otros ejemplos. No obstante, una de las violencias que ha tenido un aumento considerable en los últimos años dentro de la República Mexicana, han sido los feminicidios y la violencia de género.

El problema del aumento de criminalidad en México no solamente está en el número alarmante de cifras de mujeres que sufren algún tipo de violencia relacionado con el género, sino en la poca latencia que pueden tener las instituciones para tratar este delicado tema y otros más (como puede ser la inseguridad en la vía pública, entre otros).

Estas ineficiencias institucionales para resolver temas sociales (como es la violencia de género), pueden generar incertidumbre, poca credibilidad y malestar entre las víctimas de una determinada violencia. Al grado de convertirse en una manifestación para expresar un malestar o un cambio necesario para erradicar o disminuir casos de violencia.

Tomas de activistas en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos

No es la primera vez que las activistas se manifiestan en contra de la violencia de género, que ha ido aumentando considerablemente en los últimos años en el país. Durante mes de marzo del año pasado se realizaron grandes marchas en contra de la violencia de género.

En este año 2020, desde el pasado jueves 3 de septiembre, un grupo de mujeres activistas entraron en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH, para manifestar su inconformidad y cansancio ante el manejo de los casos de las mujeres que sufrieron algún tipo de violencia, esto debido a unas reuniones infructuosas para resolver dos casos de violencia días atrás.

El presidente de la República Mexicana mostró su apoyo ante el plantón que hicieron las activistas dentro de la institución para pedir resolución del caso, no obstante, estuvo en contra de las diversas pintas que hicieron las activistas en los cuadros de los personajes importantes de la historia mexicana. Por otra parte, las activistas argumentan que las pintas no son para expresar su inconformidad ante un fragmento de la historia mexicana, sino que tienen como objetivo la búsqueda de mejores condiciones de vida para las mujeres.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, centro de la CDMX, no fue la única que presentó este tipo de manifestaciones, también se tuvo un segundo plantón en Ecatepec, Estado de México y diversos tipos de manifestaciones en Michoacán, Veracruz, Aguascalientes y Puebla.

Al respecto, la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, María del Rosario Piedra Ibarra, argumentó que los productos de comida encontrados dentro de la Institución son abundantes, porque recientemente se había realizado el gasto de los insumos para el mes, debido a que se realizan muchos platillos de comida para las personas que laboran dentro de la institución y algunas personas que reciben el servicio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!