Los efectos de la pandemia por coronavirus impactaron al sector educativo a nivel internacional, situación que provocó un cambio rápido del modelo de estudios en la mayoría de los centros educativos a nivel internacional hacia la educación online, con la finalidad de detener la propagación de esta grave enfermedad que, hasta ahora, ha ocasionado 875.093 muertes y 26.604.265 casos de contagio en todo el mundo; según las recientes estadísticas emitidas por la Universidad Johns Hopkins.

El cambio en el modelo de estudio ha significado un reto para muchas escuelas, colegios, academias y universidades, especialmente si no contaban con experiencias previas de enseñanza online.

Igualmente esta transformación también implica muchas inquietudes e incertidumbres para los estudiantes que no habían realizado actividades académicas en línea, previo a la aparición del coronavirus.

Por otra parte, la disponibilidad de recursos eficientes para afrontar esta nueva realidad académica ha representado retrasos en los estudios, especialmente para los alumnos de comunidades carentes de un servicio estable de internet o una computadora.

La Comisión Económica para América Latina y El Caribe, Cepal, informó en el mes de agosto que, el coronavirus ocasionó el cierre de centros educativos en, al menos 190 países, con la finalidad de controlar el Covid-19 y detener los efectos devastadores que está ocasionando en muchas naciones, a pesar de los grandes esfuerzos sanitarios que se realizan para mitigar su impacto.

Sin embargo, aún siguen faltando orientaciones oportunas en muchas naciones para ayudar a la gente a continuar con sus estudios, en medio de la pandemia. Muchos niños, jóvenes y adultos que venían realizando estudios a nivel presencial se encontraron de manera sorpresiva con el cambio en el modelo de estudio y debieron comenzar a explorar cuáles eran sus oportunidades reales de continuar con sus actividades académicas.

El apoyo algunos Gobiernos comenzó a aplicarse de manera gradual para ayudar a la población a realizar sus actividades académicas, de la mejor manera posible, a pesar de los grandes cambios de implica pasar de la educación presencial a la formación académica a distancia. Esta situación se evidenció especialmente en las naciones que no tienen fortalezas el modelo educativo online.

La educación online demanda modernos recursos académicos tecnológicos

Otros factores también comenzaron a interferir en el cambio educativo que provocó la pandemia por coronavirus, entre ellos: la difusión de las modalidades de aprendizaje a distancia, el conocimiento del uso de plataformas educativas online y la disponibilidad de recursos tecnológicos por parte de los estudiantes. El apoyo del entorno familiar de los alumnos también es relevante para estudiar en línea, porque se requiere de un espacio seguro y un ambiente adecuado dentro del hogar para estudiar cómodamente.

La educación online podría crecer en muchas naciones durante largo tiempo

La duración de la pandemia por Covid-19 aún sigue siendo impredecible en muchas naciones, lo que supone un mayor reto para los estudiantes, quienes deberán adecuarse obligatoriamente al modelo de educación online, mientras permanezca la emergencia sanitaria en todo el mundo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!