La pandemia por coronavirus en México representa riesgos sanitarios para los grupos de migrantes, la mayoría provenientes de Centroamérica, quienes desde hace meses se encuentran alojados en varios refugios temporales ubicados en distintas regiones del país azteca.

Las características de la enfermedad del COVID-19 revelan la necesidad de mantener protegidos a los migrantes en México, entre las cuales se destacan: la rápida propagación del virus, el daño que origina a nivel respiratorio y su capacidad de ocasionar el fallecimiento de los pacientes infectados, especialmente si no es tratado a tiempo por los médicos.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha mantenido una política abierta hacia el recibimiento de inmigrantes en territorio mexicano, siempre y cuando se cumplan con las medidas contempladas en la ley mexicana sobre temas migratorios.

Las condiciones de los albergues en México no son adecuadas ante el COVID-19

La emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus a nivel internacional también ha llegado a México y el Gobierno no ha difundido, ni exigido planes o programas estrictos de confinamiento sanitario en la población. Además, es necesario considerar la peligrosidad que pudiera representar la propagación del COVID-19 en albergues para migrantes, que quizá no dispongan de las condiciones sanitarias y de higiene necesarias para enfrentar al mortal virus.

Mujeres, hombres, niños, ancianos, bebés y hasta mascotas permanecen alojados desde hace varios meses en los refugios para los migrantes, la mayoría de ellos procedentes de naciones como Honduras, El Salvador, Guatemala, Cuba, entre otros países e inclusive provenientes del continente americano.

Muertes en México por coronavirus ascienden a 72.179

Autoridades sanitarias del Gobierno del presidente AMLO deben anunciar medidas sanitarias más estrictas, con el propósito de detener la ola de contagios de coronavirus en México, que ya ha ocasionado severos daños en la población. Según la última actualización de estadísticas sanitarias del 17 de septiembre emitidas por la Universidad de Johns Hopkins, México tiene 72.179 muertes por coronavirus y 684.133 pacientes contagiados, cifras que sitúan a esta nación en el segundo lugar entre los países de América Latina y El Caribe más afectados por el virus.

Los resultados de la pandemia de coronavirus en México revelan la urgente necesidad de cambiar las estrategias implementadas por el Gobierno para enfrentar los efectos devastadores, que la pandemia del COVID-19 está ocasionando en la población.

Los ciudadanos mexicanos necesitan más información sobre la importancia del uso de mascarillas y guantes en lugares públicos, la importancia de enfatizar aspectos como la higiene personal y el lavado de las manos frecuente con agua, jabón, alcohol o el antibacterial para combatir el virus rápido y evitar nuevos contagios. Igualmente es importante que los ciudadanos conozcan y cumplan con el confinamiento social, mantengan las áreas de las casas ventiladas y permitan la exposición de estos espacios a los rayos solares.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!