La actriz mexicana Salma Hayek tiene actualmente 54 años, pero eso hubiera sido difícil de creer con lo joven que todavía luce, basta verla en películas recientes y en sus redes sociales. Ella logra mantener una piel hermosa y tiene una rutina de estar sana y activa, pero no todo está destinado a durar para siempre. Salma se abre en Instagram mostrando sus reflejos grises, y mostrándole al mundo que mientras más mayor, es aún más bella.

Todavía hay mucho que apreciar de la belleza de Salma

A pesar de mostrar signos naturales de envejecimiento, Salma nos muestra a nosotros y a los fanáticos que no importa la edad, todavía hay algo que apreciar en ella.

Los comentarios han sido en general cariñosos y conmovedores, admirando su belleza natural y apreciando su publicación en general. Incluso si su cabello se vuelve más gris cada año, eso no cambia el hecho de que sigue siendo una actriz hermosa y talentosa que los fanáticos de los 80 y 90 han podido ver en la pantalla pequeña y grande.

Salma se sensibiliza con los niños inmigrantes

Pero además de su espectacular belleza, Salma es un gran ser humano que se sensibiliza y muestra su preocupación por los niños inmigrantes que están siendo rechazados en la frontera.

Hace unos días, Salma Hayek compartió sus pensamientos en Instagram y expresó su preocupación por los niños inmigrantes que están siendo rechazados en la frontera.

Dijo sentirse extremadamente preocupada por el bienestar de estos niños, ya que huyen de condiciones pobres y, a menudo, peligrosas, solo para llegar a la frontera estadounidense sólo para ser arrojados nuevamente a esas terribles situaciones una vez más.

Si bien ciertamente es más fácil hacer la vista gorda y fingir no darse cuenta, Salma ha estado abordando este tema de frente, cuestionando la falta de humanidad involucrada cuando los funcionarios rechazan conscientemente a los niños necesitados.

Como mínimo, siente que la historia de cada niño debe evaluarse y debe haber una comprensión más amplia de las situaciones potencialmente peligrosas de las que están tratando de escapar.

Salma Hayek concluyó aquella publicación con unaa poderosaa líneaa: "Cuando perdemos nuestra humanidad, nos fracturamos el alma".

No podría haber una declaración que suene más verdadera que esta. Parece que la humanidad de nuestra nación y las acciones del presidente Trump se han cuestionado bastante en los últimos meses. Se habla de temas muy arraigados y las protestas inundan las calles. La idea de que niños pequeños inocentes sean apartados de la protección que tan desesperadamente buscan es un pensamiento desgarrador. Nunca sabremos sus historias, nunca sabremos sus nombres, y nunca sabremos qué les sucede cuando son arrojados de nuevo a los horrores de los que intentaban huir.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!