La Navidad es una fabulosa temporada del año que los padres deben aprovechar para enseñarles valores humanos a los niños, en vista de la aparición de innumerables elementos tradicionales, como la conmemoración del nacimiento del Niño Jesús y las concurridas celebraciones familiares.

Muchos son los elementos que pueden aparecer durante los días de las fiestas decembrinas, que pudieran distraer a los pequeños de la casa del verdadero significado de las fiestas decembrinas. Aunque mucho se ha hablado sobre este tema, siempre será deber de los padres orientar a los pequeños sobre la necesidad de considerar a las personas más humildes, quienes quizá no disfruten estas festividades rodeados de regalos, exquisitas comidas, ropas y calzados nuevos y elegantes invitaciones a reuniones sociales.

Los padres, un pilar fundamental en la educación infantil

En cuanto a las personas católicas corresponderá siempre a los padres a ayudar a sus hijos a comprender mejor el verdadero significado de la celebración del nacimiento de Jesucristo y el impacto que este hecho cristiano dejó en el mundo. La mayoría de los niños de padres católicos tiene ciertas orientaciones sobre el verdadero significado católico de la Navidad, no obstante, es necesario reforzar este conocimiento, porque en medio de la sociedad en la cual vivimos actualmente, es evidente que los chicos tienden a olvidarlo.

Los abuelos son miembros de la familia que pueden ayudar a los pequeños de la casa en el reforzamiento de valores importantes como el respeto, la humildad, la solidaridad, la honestidad y la amistad durante estos días festivos de la Navidad.

La experiencia de vida de los abuelos normalmente es un apoyo importante para los padres en el proceso educativo de los más pequeños de la casa, siempre y cuando reine la armonía en el hogar.

Los niños estarán más protegidos acompañados de hermanos y primos

Los hermanos y primos también son miembros de la familia importantes a la hora de reorientar a los chicos más pequeños, porque muchas veces comparten la misma etapa infantil y este es un aspecto que les hace sentir que no están solos en el proceso educativo que enfrentan cada día.

Muchos niños aún no comprenden el verdadero significado de la Navidad y solamente consideran que está relacionado con recibir regalos, comer platillos deliciosos, vestirse bien, cantar y bailar, entre otros elementos típicos de las fiestas.

En medio de las complejidades sociales que se han presentado este año, a raíz de elementos difíciles de asimilar para todos en la sociedad como la pandemia del 2020, es necesario considerar el reforzamiento educativo de los niños, básicamente por la imperiosa necesidad de reconocer que ellos forman parte del futuro generacional que se encargará del mundo en los próximos años.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!