Las Navidades se están celebrando en estos días en muchos países del mundo, pero siempre es necesario enseñarle a los niños valores como la solidaridad, el respeto, el compromiso, la lealtad, la amistad, entre muchos otros que los ayudará a fortalecerse emocionalmente a los largo de sus vidas.

Muchos padres, a veces, consideran que la labor de enseñarle valores a sus hijos pequeños ya está realizada, porque los han conocido de la familia o en la escuela, pero siempre es necesario reforzar estos aprendizajes y en medio de los festejos navideños es un momento muy oportuno.

El ambiente de la Navidad es una época del año durante la cual los niños se encuentran con muchas situaciones que pueden hacerlos olvidar ciertos valores, especialmente si reciben muchos regalos, que muchas veces son hasta innecesarios.

Los pequeños pueden recibir de regalo miles de juguetes, ropas y calzados, pero si olvidan valores como la solidaridad o el amor al prójimo estos obsequios no les va a ser de mucha utilidad.

De allí la importancia de recordarles a los chicos la necesidad que tienen de compartir con sus amigos, aprender no solamente a recibir, sino también a dar a los demás, a colaborar en las fiestas llevando algunos alimentos o bebidas para compartirlas con los invitados y no a ser ellos solamente quienes reciban continuamente muchos regalos, sin saber dar a los demás.

Especial atención en el refuerzo de los valores merecen los hijos únicos, que por el tipo de entorno familiar en el que crecieron suelen ser más renuentes a dar a los demás o a compartir sus cosas y menos si son regalos.

Los padres, abuelos o cuidadores deben estar a cargo no solamente de darles regalos a los niños, sino también de enseñarles y recordarles continuamente la importancia de compartir con los demás. Esto les servirá para aprender a disfrutar de la alegría que puede tener otro niño, luego de recibir un obsequio, aprenderán a amar la sonrisa del amigo y comprenderán más la importancia de crecer en un entorno social feliz.

Los padres pueden ser el mejor ejemplo de solidaridad para los niños en Navidad

Los padres deben vigilar estos comportamientos en sus hijos en Navidad y también ser un ejemplo constante para ellos. Los niños, generalmente, son muy perceptivos y si ven que mamá y papá son solidarios con los demás es mucho más rápido que se inclinen por compartir sus regalos de Navidad con los otros chicos, antes de asumir conductas basadas en el egoísmo.

Los niños pueden sorprender a los padres cuando no se refuerza la enseñanza de valores

Mucha veces los padres creen que este trabajo ya está listo en los niños de la familia, pero no deja de sorprender muchas veces la aparición de conductas infantiles en el entorno familiar, que demuestran la importancia y la imperiosa necesidad de reforzar la enseñanza de los valores una y otra vez.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!